Se le quedó el dedo pegado en el cero cuando puso el anuncio