Quien suponga que los chinos se las han tomado especialmente con el mundo de los relojes, pues se ha equivocado y mucho.

El mundo del plagio es inmenso, y las posibilidades parecieran infinitas. Una mezcla tremenda entre pragmatismo, falta de creatividad y delincuencia a secas, permite que año tras año ingrersen al mercado mundial productos que no son más que plagios, creando distorciones en el mercado y perjudicando a las empresas que invierten en desarrollo, comunicación, etc etc. y por supuesto, perjudicando al consumidor - ya que a pesar del menor precio en que se ofrecen estos productos - se trata de generar confusión con marcas de parecido fonético o de otro orden.

De la calidad de estos productos, no es necesario explayarse, todos lo hemos visto en alguna oportunidad.

Aquí les dejo este enlace.

http://www.taringa.net/posts/noticia...s-Chinos_.html

Un saludo cordial desde Buenos Aires.

Ricardo Reler