Cuando uno compra un reloj es porque le gusta su diseño. La mayoría de las veces no se utilizan todas las prestaciones del mismo. Por ejemplo no se me ocurriría jamás hacer submarinismo con un Diver de calidad aunque ponga WR 300 M, va contra mis prinicipios. Los relojes para mí son como joyas los cuido y los mimo y trato de que se conserven como el primer día.