Una historia muy bonita, espero que ese reloj continúe con la tradición.