Espero que los que adquieras en un futuro te duren más que estas preciosidades que has vendido. Aún así este "vicio" no seria lo mismo sin este trapicheo de pelucos.


Las gallinas que entran, por las que salen.