En realidad es una discusión improductiva. Muchos continuarán valorando más un Panerai de 4000 que un Seiko de 6000. Entonces, ¿para qué continuar?