Entre un 2 y un 3% de mis ingresos anuales, y mi sueldo es más que raquítico... pero como los relojes que me gusta usar son automáticos chinos de ínfimo presupuesto y relojes rusos clásicos, de momento puedo permitirme ese lujo con bastante mesura.