Señores, creo que estamos obviando lo más importante de la noticia, que es ni más ni menos que el Grupo Swatch va a endurecer su política social corporativa, queriendo garantizar que los derechos de los trabajadores sean correctas en las fábricas de sus proveedores, especialmente en lo que se refiere al uso de mano de obra infantil.


Me considero un amante de la naturaleza y me parece muy bien que el propio Grupo se auto exija el no trabajar o comercializar productos derivados de especies protegidas. Pero mucho mejor me parece garantizar la dignidad y derechos de trabajadores de las subcontratas, especialmente los niños.


De hecho, si en mis compras siempre priorizo las empresas nacionales o europeas que fabrican aquí, es porque me gusta apoyar a nuestros empresarios. Si el 90% de mis zapatos son made in Spain es porque me siento orgulloso de apoyar el producto nacional y saber que contribuyo a generar riqueza en nuestro país. Y así con una larga lista de productos: electrodomésticos, ropa, relojes...