A mi también me llama la atención. No se cuánto valdría un Rolex en los años 70, pero ahora el precio de la segunda mano de ese reloj es proporcional al precio que tienen los nuevo en la actualidad.
Como bien dicen es ley de oferta y demanda, si el precio nos parece caro pero se vende, entiendo que será justo, y si no se vende, pues entonces estará sobrevalorado por el vendedor.
Supongo que esos precios en relojes de segunda mano siempre se comparan con el precio de un reloj nuevo porque el que los compra siempre va a comparar la diferencia que le cuesta un reloj de segunda mano con respecto al precio de ese mismo o similar nuevo.