Le queda de cine.