Resultados 1 al 8 de 8

Hilo: Los golpes en los relojes. - Foro General

  1. #1
    Avatar de angelus
    angelus está desconectado Forer@ Senior
    Fecha de ingreso
    13-mar-2006
    Ubicación
    Vigo
    Mensajes
    547

    Predeterminado Los golpes en los relojes.

    Hola, hace ya algun tiempo pregunte en otro foro de que manera le podria afectar a un reloj mecanico un golpe. Esta fue la respuesta que amablemente me dio un forero y que creo merece la pena compartir. LLevaba tiempo buscandola y por fin la encontre.

    El forero se llamaba Mercuri (por si esta entre nosotros)





    Los golpes en los relojes. Clasificación


    1) Los que son tan virulentos que rompen alguna pieza del reloj que instantes antes estaba en perfectas condiciones. La pieza que suele romperse más a menudo es el eje del volante.

    2) Los que son virulentos pero no rompen ninguna pieza pero desajustan o doblan levemente alguna. La que más suele desajustarse es la perpendicularidad del eje del volante en relación con el disco del volante o bien el cambio de posición de algún rubí del sistema antichoque o el desajuste de la raqueta o pequeñas dobleces en la tija que sujeta la corona o que hacen saltar alguna de las agujas.

    3) Los que no son virulentos y el cliente no percibe nada. O sea, que, a priori, parece que al reloj no le ha pasado nada.


    *************************************


    En esta ocasión me gustaría referirme a los terceros, por ser, para la mayoría de las personas, incluyendose muchos relojeros, los más misteriosos.

    Las propiedades de cualquier pieza (de un reloj, del mango de una puerta, del pedal del gas de un coche, de un vaso...) dependen de:

    El material del cual está hecho y de su historia. A su vez, por lo que se refiere a su historia, cabe considerar:

    a-) Historia térmica. Cambios de temperatura que recibe una pieza en el momento de su fabricación (temple, revenido...) más los cambios de temperatura -ya sean bruscos o moderados- que padece a lo largo de su vida.

    b-) Historia mecánica. Los tratamientos mecánicos de las piezas en el momento de su fabricación (laminado, forjado...) más los golpes, las sacudidas, las fricciones y los esfuerzos a los que es sometida cualquier pieza durante su existencia.

    c-) Historia química. Son los tratamientos químicos de las piezas en el momento de su fabricación (pavonado, nitrurado...) más los ataques químicos de aceites, grasas, humedad, radiaciones... que aguanta cualquier pieza durante toda su vida.

    La fatiga del material y el envejecimiento “per se” (por el solo echo de haber transcurrido un cierto tiempo desde que se ha fabricado una pieza) también han de mencionarse. Suelen ser la suma de los tres factores mencionados en el parágrafo anterior a lo largo del tiempo.

    Pero si queremos ahondar en que pasa con los golpes que recibe un reloj vayamos al apartado “b” exactamente al punto de las sacudidas y golpes diarios que recibe. Estos golpes tienen mucho que ver con la historia mecánica. Pero continuamos formulándonos ¿qué pasa con los golpes que recibe un reloj de pulsera en el transcurso del uso diario y que no producen, aparentemente, ningún problema en el reloj?
    La respuesta es: aumentar la fatiga de los materiales.

    Los golpes que aparentemente no influyen en la marcha del reloj en realidad quedan registrados en la memoria molecular de las piezas. A cada nuevo golpe la desconfiguración molecular interna del material aumenta hasta que llega un día que dicha desconfiguración es tan grande que cede la estructura y la pieza se rompe. Lamentablemente es muy difícil observar los desarreglos moleculares como también lo es predecir como cuando sucederá dicha rotura.

    No hay dos usuarios que traten igual su reloj, de la misma manera que difícilmente se producen dos golpes idénticos. Todos suelen tener distinta intensidad y diferente duración, por lo que es sumamente complejo poder hacer predicciones fiables o personalizables.

    Seguro que a todos y a todas no ha pasado alguna vez que un vaso de cristal transparente nos cae desde la mesa al suelo y no se rompe. Lo miramos y no vemos nada, ni una pequeña grieta. Más adelante vuelve a caernos desde la misma altura y como si nada. Pero un día nos cae unos pocos centímetros y misteriosamente se rompe. Nos preguntamos ¿Cómo es posible si había caído desde mucho más alto y nunca le ocurrió nada? La respuesta es que en realidad, cada vez que caía, molecularmente se desconfiguraba un poco más, aunque dicha desconfiguración permanecía invisible al ojo humano. Y llegó el día en el cual solo le bastaba que una gota (un golpe) colmase el vaso para que se derramase el líquido (rompiese el cristal del vaso).

    Exactamente este mismo concepto ha de aplicarse a un reloj. Por ello es recomendable que los portadores de relojes no los sometan a esfuerzos que hagan aumentar la desconfiguración molecular de sus piezas aunque, a primera vista, el mecanismo aguante sin mostrar ningún tipo de síntoma. El eje de volante suele ser la primera pieza en llegar a saturarse molecularmente con los golpes y, con el tiempo, padecer la rotura.



    Saludos.

  2. #2
    PET
    PET está desconectado Héroe posteador
    Fecha de ingreso
    17-oct-2005
    Ubicación
    .
    Mensajes
    4,906

    Predeterminado

    Cuando un científico se aburre, con el rabo mata moscas. No se que decirte, pues que las moléculas son unas señoras muy poco agradables y no están nada buenas.

  3. #3
    md20 está desconectado In memoriam
    Fecha de ingreso
    22-ago-2007
    Ubicación
    San Sebastián
    Mensajes
    1,749

    Predeterminado

    En realidad, aunque son obviedades que sabemos todos, no es lo mismo leerlo todo seguido.

    Gracias por el post, amigo Angelus.

  4. #4
    Avatar de juanquiotero
    juanquiotero está desconectado Forer@ Senior
    Fecha de ingreso
    12-nov-2007
    Ubicación
    SANTIAGO DE COMPOSTELA
    Mensajes
    289

    Predeterminado ya lo explicó Cortazar

    (pero más poéticamente) y cito: HISTORIA VERÍDICA
    A un señor se le caen al suelo los anteojos, que hacen un ruido terrible al chocar con las baldosas. El señor se agacha afligidísimo porque los cristales de anteojos cuestan muy caro, pero descubre con asombro que por milagro no se le han roto.
    Ahora este señor se siente profundamente agradecido y comprende que lo ocurrido vale por una advertencia amistosa, de modo que se encamina a una casa de óptica y adquiere en seguida un estuche de cuero almohadillado doble protección, a fin de curarse en salud. Una hora más tarde se le cae el estuche, y al agacharse sin mayor inquietud descubre que los anteojos se han hecho polvo. A este señor le lleva un rato comprender que los designios de la Providencia son inescrutables y que en realidad el milagro ha ocurrido ahora.

  5. #5
    ulises está desconectado Milpostista
    Fecha de ingreso
    08-oct-2006
    Ubicación
    Planeta Tierra
    Mensajes
    1,745

    Predeterminado

    Y pensar que algunos Paneristi (y no es coña), golpean el reloj para envejecerlo rápidamente...




    saludos.

  6. #6
    Avatar de Vins
    Vins está desconectado Héroe posteador
    Fecha de ingreso
    22-jul-2006
    Ubicación
    CªSª
    Mensajes
    4,767

    Predeterminado

    A todo esto me permito añadir que cuarquier movimiento produce un "Desgaste molecular" no solo los golpes y por tanto el simple uso normal de un reloj.

  7. #7
    Avatar de chemosky
    chemosky está desconectado Forer@
    Fecha de ingreso
    14-nov-2007
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    192

    Predeterminado

    !eso sin contar las particulas que aun no se han descubierto¡.
    por Dios fisica cuantica a final de año que fuerte...
    Me gustan los relojes que me gustan...

  8. #8
    Avatar de CARPEDIEM
    CARPEDIEM está desconectado Milpostista
    Fecha de ingreso
    18-nov-2007
    Ubicación
    ZARAGOZA-ARAGÓN
    Mensajes
    1,938

    Predeterminado

    Casi da miedo...

    Cuando lleguemos a ese río,ya hablaremos de ese puente.