Como distribuidor de Swatch que somos desde hace ya muchos años...siempre que sacan una nueva colección me pregunto dónde tienen los límites estos diseñadores para hacer de esta marca tan apreciada por la mayoría del público. En concreto, para ser más exacto con la colección infantil FLIK-FLAK. No les basta el propio reloj para vender sino que se apoyan en un packaging estupendo...(estuches estilo McGIVER con linterna incluida..., bolsos con pintalabios, etc,etc.). Creo muchas veces que les gusta más a las madres que los compran como a las propias niñas.