Con un cartón y poco más, ya tenemos reloj.