No sé no me planteo el número de relojes que tengo que tener, solo me gustan o no.
Eso sí, me gusta usar todos los que tengo, aunque unos más que otros, por eso no creo que llegue a tener más de ocho o diez.