Simplemente me encanta.

Y tanta aguja lo que provoca es que se justifique que te quedes embobado mirándolo.