Un dinero bien empleado. Recuperas el reloj de tu padre, con un gran valor sentimental para ti y encima te aseguro que por ese precio, ese reloj merece la pena restaurarlo. El speedmaster es un reloj con gran historia en el mundo de la relojeria.