Preciosas ambas piezas, me alegro hayas recuperado el Raymond Weil, es una pieza para dejarla en casita, que las disfrutes!!!
Un saludo