Ahora tenías que contarnos lo de los ocho que picaron, picarón (hermoso juego de palabras variando sólo el acento ortográfico -que ahora llaman tilde-)

Eres un crack, Manolo.

Un abrazo