Lo interesante de esta lista no es la calidad de las marcas del ranking, sino su deseo por parte de la población. Es decir, este ranking reflejaría los relojes más deseados -y con capacidad para adquirirlos- de la gente.

En este sentido, creo que es una buena lista para los que buscan un reloj para fardar. Primero, el Rolex, luego el Omega y así. Por eso faltan grandes marcas, porque la gente no las conoce. Y con esto no quiero decir que Rolex o Omega sean solamente relojes para fardar, son relojazos, pero está claro que han sabido hacer un marketing que les ha llevado a situarse a la cabeza de los deseos de los que quieren comprar reloj.