Gracias a todos por vuestros comentarios.
Sinceramente estoy cada día más contento de mi nene y os insisto, si podéis, verlo al natural que no tiene nada que ver con las fotos. Es una pasada el antireflejos que lleva, a veces parece no llevar cristal y otra cosa curiosa que dependiendo de como le de la luz, el fondo negro se ve azul marino. Mi otro miedo era el tamaño y en dos días ya estás acostumbrado.
Por cierto, ¿os pasa que sin daros cuenta (o sí) no paráis de mirar vuestros nenes, como un niño con su muñeco preferido, casi como tontos????