Pos vale! Una pasada técnica, pero estéticamente no me gusta nada y, en última instancia, eso es lo que más pesa.