Qué bárbaro ¡¡¡¡

Desde luego, son ingeniosos. El del puzzle me ha enamaorao... por la idea y tal.

Pero, con despertadores así, casi mejor quedarse en la cama. Sabe dios lo que habrá ahí fuera...

Es la guerra.

Un saludo.