Ahora hablando en serio, admiro muchísimo el trabajo de Pita. Tuve la ocasión de intercambiar mails con su hijo, educadísimo y prolijo en explicaciones (por cierto). Si me toca La Quiniela, tomo el AVE a Barcelona Por cierto, me siento muy orgulloso de que alguien tan extremadamente creativo y genial sea español.