Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 19
Like Tree2Likes

Hilo: La Fisica del Tiempo - Foro General

  1. #1
    Avatar de JuanSinmiedo
    JuanSinmiedo está desconectado Antiguos Moderadores
    Fecha de ingreso
    06-ago-2008
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,066

    Predeterminado La Fisica del Tiempo

    He encontrado un artículo en prensa que os puede interesar...





    LA FISICA DEL TIEMPO


    Parece que el tiempo se ha movido segundo a segundo, de manera constante desde los inicios del universo hasta hoy. Es una de las pocas cosas que consideramos inamovibles y seguras, pero ¿De verdad es tan constante?






    El tiempo está por todas partes, siempre está presente, es la medida en base a la cual registramos nuestra vida en la tierra. Es la constante que mantiene a nuestro planeta, al sistema solar e incluso al universo en movimiento. Distintas civilizaciones han aparecido y desaparecido, han nacido estrellas y se han extinguido, y nuestra única forma de seguir todo lo que ocurre es comparándolo con nuestro presente. ¿Pero el tiempo es realmente una constante? ¿Es algo tan sencillo como el paso de un segundo al siguiente?

    El universo nació hace 13.700 millones de años, desde entonces el tiempo ha fluido hasta nuestros días, viendo la creación de galaxias y la expansión del espacio. Sin embargo, cuando comparamos el tiempo asusta darse cuenta de lo poco que hemos vivido. La tierra tiene 4.700 millones de años, pero los humanos existimos desde hace sólo 400.000 años; tan sólo un 0,003 de la edad del universo. Has pasado tan poco tiempo en la tierra que en términos astronómicos eres inexistente. Tendrías que volver a vivir 150.000 veces para igualar en edad a la estrella más joven del universo.






    Isaac Newton


    En el S. XVII Newton veía el tiempo como una flecha lanzada con un arco que viaja en linea recta y nunca se desvía de su trayectoria. Para Newton, un segundo de la tierra duraba lo mismo que un segundo en Marte, en Jupiter o en el espacio. Creía que el Movimiento Absoluto no se puede detectar, lo que significa que nada en el universo tiene una velocidad constante, ni siquiera la luz. Aplicando esta teoría llegó a la conclusión de que , si la velocidad de la luz era variable, entonces el Tiempo era constante.

    El tiempo pasa de un segundo al otro sin ninguna diferencia entre la longitud de un segundo y el siguiente. Seguramente piensas que esto es verdad. Cada día tiene más o menos 24 horas; ninguno tiene 26 ó 23.








    Albert Einstein



    Sin embargo en 1905 Einstein afirmó que la velocidad de la luz no varía, por el contrario es constante y va a unos 299.792.458 metros por segundo. Para Einstein eltiempo es más bien como un río con crecidas y una corriente que dependen de los efectos de la gravedad y del espacio-tiempo. El tiempo va más rápido o más lentamente alrededor de los cuerpos cosmológicos con diferentes masas y velocidades; por lo tanto un segundo en la tierra nomide lo mismo que un segundo en otras partes del universo.

    Esto planteaba un problema: si la velocidad de la luz es constante entonces tiene que haber alguna variable que se altere a lo largo de las distancias del universo. Con elunioverso expandiéndose y las galaxias moviéndose en una escala gigantesca, tiene que haber algo que permita pequeñas fluctuaciones y esa variable tiene que ser el Tiempo.


    Albert Einstein y El Tiempo...








    RELATIVIDAD ESPECIAL

    La teoría espacial de la relatividad de Einstein se basa en un hecho en concreto: La velocidad de la luz es la misma siempre.

    Para poner esto en práctica imagina que viajas en un coche a 32 km/h y pasas por donde está parado un amigo tuyo. Al pasar tiras una pelota a 16 km/h hacia adelante desde la parte frontal de tu coche. Para tu amigo la velocidad de la pelota se combina con la velocidad del coche, así que para el la plota va a 48 km/h, en cambio para ti a solo 16 km/h porque tu ya vas a 32 km/h.

    Imagina la misma situación, pero esta vez pasas por dionde tu amigo y vas a la mitad de la velocidad de la luz (es un ejemplo ¿Vale?), digamos que tu amigo te ve pasar. Esta vez apuntas hacia fuera del coche con una linterna encendida. En el primer ejemplo sumamos la velocidad del coche y de la pelota para saber lo que veía tu amigo, por tanto en esta ocasión ¿tu amigo verá la luz de la linterna una vez y media más rápido que la velocidad de la luz? Según Einstein, la respuesta es no. La velocidad de la luz es constante y nada puede ir más rápido. Por eso en el segundo ejemplo, tanto tu amigo como tu veréis la luz viajando a la misma velocidad: 299.792.458 metros por segundo.

    Esta es la Teoría especial dela relatividad. ¿Pero porque es esta teoría tan importante cuando hablamos del tiempo?...








    La gente no sólo creyó la teoría de Einstein, sino que se comprobó que era perfectamente cierta. En Octubre de 1971 dos físicos llamados Hafele y Keating quisieron comprobar su validez, para ello hicieron volar cuatro relojes atómicos de cesio alrededor del mundo, primero en dirección este y luego en dirección oeste.

    Según la teoría de Einstein al compararlos con relojes atómicos colocados en la tierra (en este caso en el Observatorio Naval de EE.UU. en Washington DC), los relojes Hafele y Keating deberían estar atrasados 40 nanosegundos después del viaje hacia el este, y adelantados 275 nanosegundos despues de ir hacia el oeste. Sorprendentemente, los relojes experimentaron las diferencias indicadas por Einstein: 59 nanosegundos de retraso al ir al este y 273 nanosegundos al ir hacia el oeste.

    Así se comprobó que Einstein estaba en lo cierto, especialmente en cuanto a su teoría de la dilatación del tiempo y en cuanto a que el tiempo fluctua en los distintos puntos del universo.


    Dilatación del tiempo.

    Quien quiera entender el efecto de dilatación del tiempo, aquí un buen ejemplo.




    Hay una cosa en la que Newton y Einstein están de acuerdo: El tiempo se mueve hacia adelante. Hasta ahora no hay ningún indicio de que el universo pueda evadir el tiempo y moverlo hacia adelanteo atrás a voluntad. Todo se mueve hacia adelante en el tiempo, ya sea a un ritmo regularo ligeramente irregular si se acerca a la velocidad de la luz. ¿Pero sabemos por qué el tiempo va hacia adelante?










    No del todo, aunque hay algunas teorías. Una de ellas involucra a las leyes de termodinámica, concretamente a la segunda. Esta ley dice que todo en el universo se mueve de menor a mayor entropía, o de la uniformidad al desorden, empezando por el Big Bang y moviéndose hacia la colocación casi aleatoria de las galaxias y de sus habitantes hasta el tiempo presente. Es lo que se conoce como "la flecha del tiempo", un término acuñado por el astrónomo Arthur Eddington en 1927. Él sugería que el tiempo no es simétrico: "si al seguir la flecha encontramos más y más aleatoriedad en el estado del mundo, entonces la flecha apunta hacia el futuro; si la aleatoriedad disminuye apunta hacia el pasado." Así por ejemplo si vièramos una estrella aparentemente uniforme explotar como supernova y convertirse en una nebulosa dispersa, sabríamos que el tiempo se ha movido hacia adelante, de la igualdad al caos.

    Otra teoría sugiere que el paso del tiempo se debe a la expansión del universo. Al expandirse, el universo tira del tiempo porque el espacio y el tiempo son uno (ver más abajo). Esto significaría que si el universo llegara a un teórico límite de expansión y empezara a contraerse, el tiempo iría hacia atras, algo paradógico para los científicos y astrónomos. ¿El tiempo podría moverse hacia atrás, yendo hacia una era más simple y acabando en un "Gran Crujido" (opuesto a la gran explosión del Big Bang)? Seguramente no estaremos aquí para verlo.




    ESPACIO - TIEMPO

    Cuando se dijo por primera vez que la tierra era una esfera en tres dimensiones y no un disco plano en dos dimensiones la idea fue objeto de burla hasta que se comprobó que era verdad. Se puede decir lo mismo del espacio-tiempo, aunque con una dimensión añadida. Antes se creía que el espacio y el tiempo estaban separados y que el universo era una simple colección de cuerpos cósmicos colocados en tres dimensiones.

    Pero Einstein introdujo el concepto de cuarta dimensión, el tiempo, haciendo que el espacio y el tiempo quedaran indisolublemente unidos. La Teoría general de la relatividad sugiere que el espacio-tiempo se e3xpande y se contrae dependiendo del momento y masa de la materia más cercana.

    Aunque la teoría era firme necesitaba comprobación, y esta llegó hace poco por cortesía de la sonda Gravity Probe B de la NASA. Se colocaron cuatro giroscopios mirando hacia una estrella distante. Si la gravedad no tuviera ningún efecto en el espacio y el tiempo los giroscopios deberían haberse quedado en su lugar. Sin embargo se observó un efecto de arrastre de marco debido a la gravedad de la tierra que hizo que los giroscopios se movieran ligeramente. Esto parece comprobar que se puede modificar la materia de la que está hecho el espacio y que, si el espacio y el tiempo están unidos, entonces el tiempo se puede contraer y estirar por la gravedad.









    ¿CUANTO DURA UN SEGUNDO?

    Hay dos formas de medir el tiempo: Dinámica y Atómica. La primera se basa en el movimiento de los cuerpos celestes (incluyendo la tierra) de manera que la referencia puede ser la rotación de una estrella distante, como un pulsar, el movimiento de una estrella en el cielo por la noche, o la rotación de la tierra. Sin embargo este método no es muy exacto.

    La antigua definición de segundo se basaba en la rotación de la tierra. Como el Sol tarda un día en salir por el este, desaparecer por el oeste y volver a salir, el día se ha dividido (casi arbitrariamente) en 24 horas, la hora en 60 minutos y el minuto en 60 segundos. Sin embargo la tierra no rota de manera uniforme. Su rotación se ralentiza unos 30 segundos cada 10.000 años debido a factores como la fricción de las mareas. Los científicos han encontrado formas de contrarestar estos cambios introduciendo "segundos bisiestos", pero hace falta ir más al detalle si queremos ser más exactos.

    La medición atómica del tiempo se basa en la transición de energía dentro de un átomo de un elemento concreto, normalmente del cesio. Si el segundo se define en base al número de transiciones, el tiempo se puede medir con una precisión que pierde tan solo una pequeña porción de segundo cada millon de años. Ahora un segundo mide 9.192.631.770 transiciones en un átomo de cesio.









    EL RELOJ MÄS EXACTO DEL MUNDO

    El reloj más exacto del Universo sería una estrella rotante como un pulsar (aunque podría debatirse), pero el reloj más exacto de la tierra es el reloj atómico.

    Todo elsistema GPS que gira alrededor del planeta usa relojes atómicospara medir su posición y enviar datos a la tierra. Muchos centros científicos calculan el tiempo dela manera más exacta posible, normalmente midiendo las transiciones de un átomo de cesio. Mientras muchos relojes atómicos dependen de los campos magnéticos, los más modernos utilizan laser para detectar y seguir las transiciones de energía en un átomode cesio y así medir el tiempo con más precisión.

    Aunque actualmente se usan relojes de cesio en todo el mundo,los relojes de estroncio (átomos de estroncio dentro de una rejilla de laser) prometen ser doblemente exactos. Pero hay además un diseño experimental basado en átomos cargados de mercurio que podría tener una imprecisión de solo un segundo cada 400 millones de años.



    Reloj atómico de cesio





    Es increible el progreso que hemos hecho en nuestra comprensión del tiempo en el último siglo. Desde los antiguos relojes de sol hasta los modernos relojes atómicos, somos capaces de medir los segundos con más precisión que nunca.



    Saludos.
    Última edición por JuanSinmiedo; 26-ago-2011 a las 15:33
    Nada es seguro y todo es posible.

  2. #2
    Avatar de menganito
    menganito está desconectado Ya lo ha dicho casi todo...
    Fecha de ingreso
    22-feb-2007
    Ubicación
    Donde se me pille...
    Mensajes
    5,832

    Predeterminado

    El tiempo es la única magnitud física que NO PUEDE SER MEDIDA, como el resto de magnitudes, por la simple razón de que el tiempo no tiene esencia. Es el 'tiempo' (magnitud creada por nosotros) el que mide... (o mejor dicho, los instrumentos creados por nosotros los que miden)...

    Desde mi punto de vista el 'tiempo' como tal no existe, (me uno a la corriente científica que apoya la no existencia del tiempo), pues independientemente de que hubiera mentes inteligentes que pudieran pensar sobre ello ¿qué sentido tendría el tiempo en un universo con entropía cero absoluto? (¿o lo que es lo mismo, un universo en el que nada se mueve?), no habría una sucesión de acontecimientos que 'medir' y por consiguiente no habría 'evidencias' del paso del 'tiempo'...

    Aquí te dejo un interesante artículo:

    Nadie sigue el rastro del tiempo mejor que Ferenc Krausz. En su laboratorio en el Instituto Max Planck de Óptica Cuántica Garching, Alemania, ha cronometrado los intervalos de tiempo más cortos jamás observados. Krausz usó pulsos láser ultravioleta para rastrear los irracionalmente breves saltos cuánticos de los electrones dentro de los átomos. Los eventos que investigó tardaron unos 100 attosegundos, o 100 trillonésimas de segundo. Para verlo con un poco de perspectiva, 100 attosegundos es a un segundo lo que un segundo a 300 millones de años.

    Pero incluso los trabajos de Krausz están lejos de la frontera del tiempo. Hay un dominio temporal llamado escala de Planck, donde incluso los attosegundos parecen eones. Esto marca el límite de la física conocida, una región donde las distancias e intervalos son tan cortos que los mismos conceptos de espacio y tiempo comienzan a colapsar. El tiempo de Planck — la unidad más pequeña de tiempo que tiene sentido a nivel físico — es 10-43 segundos, menos de una billonésima de billonésima de un attosegundo. ¿Más allá qué hay? El tiempo desconocido. Al menos por ahora.

    Los esfuerzos por comprender el tiempo por debajo de la escala de Planck han llevado coyunturas extremadamente extrañas de la física. El problema, resumiendo, es que el tiempo puede no existir al nivel más fundamental de la realidad física. Si esto es así, entonces, ¿qué es el tiempo? ¿Y por qué es tan obvia y tiránicamente omnipresente en nuestra propia experiencia? “El significado del tiempo se ha convertido en un algo terriblemente problemático en la física contemporánea”, dice Simon Saunders, un filósofo de la física en la Universidad de Oxford. “La situación es tan incómoda que lo mejor que puede uno hacer, de lejos, es declararse agnóstico”.

    El problema con el tiempo comenzó hace un siglo, cuando las Teorías de la Relatividad Especial y General de Einstein derrumbaron la idea del tiempo como una constante universal. Una consecuencia es que pasado, presente y futuro no son absolutos. Las Teorías de Einstein también abrieron una grieta en la física debido a que las reglas de la relatividad general (que describen la gravedad y la estructura a gran escala del cosmos) parecen incompatibles con las de la física cuántica (que gobierna el dominio de lo diminuto). Unas cuatro décadas más tarde, el renombrado físico John Wheeler, entonces en Princeton, y el posteriormente Bryce DeWitt, entonces en la Universidad de Carolina del Norte, desarrollaron una extraordinaria ecuación que proporciona un posible marco de trabajo para unificar la relatividad y la mecánica cuántica. Pero la ecuación de Wheeler-DeWitt siempre ha sido controvertida, en parte debido a que añade otro, si cabe, giro aún más desconcertante a nuestra comprensión del tiempo.

    “Uno se encuentra con que el tiempo simplemente desaparece en la ecuación de Wheeler-DeWitt”, dice Carlo Rovelli, físico de la Universidad del Mediterráneo en Marsella, Francia. “Es un tema que ha desconcertado a muchos teóricos. Puede que la mejor forma de pensar en la realidad cuántica sea abandonando la noción de tiempo — que la descripción fundamental del universo debe ser atemporal”.

    Nadie ha tenido éxito en el uso de la ecuación de Wheeler-DeWitt para integrar la teoría cuántica con la relatividad general. No obstante, una minoría considerable de físicos, Rovelli inclusive, creen que alguna fusión exitosa de las dos grandes piezas maestras de la física del siglo XX inevitablemente describirán un universo en el que, finalmente, no hay tiempo.

    La posibilidad de que puede no existir el tiempo es conocida entre los físicos como “el problema del tiempo”. Puede ser el mayor, pero está lejos de ser el único acertijo temporal. El aspirante para la segunda plaza es este extraño hecho: Las leyes dela física no explican por qué el tiempo siempre apunta hacia el futuro. Todas las leyes – ya sean las de Newton, Einstein, o las estrafalarias reglas cuánticas — funcionarían igual de bien si el tiempo corriese hacia atrás. Hasta donde podemos decir, si bien, el tiempo en un proceso de único sentido; nunca se invierte, incluso aunque ninguna ley se lo impide.

    “Es bastante misterioso por qué tenemos una flecha del tiempo tan obvia”, dice Seth Lloyd, ingeniero de mecánica cuántica en el MIT. (Cuando le preguntamos qué es el tiempo, contesta, “No lo sé. ¿Hemos terminado?”) “La explicación habitual de esto es que para especificar lo que sucede a un sistema, no sólo tienes que especificar las leyes físicas, sino también alguna condición inicial o final”.

    La madre de todas las condiciones iniciales, dice Lloyd, fue el Big Bang. Los físicos creen que el universo comenzó como una extremadamente compacta y simple bola de energía. Aunque las leyes de la física mismas no proporcionan una flecha del tiempo, la expansión actual del universo sí lo hace. Dado que el universo se expande, se hace más complejo y desordenado. El desorden creciente — lo que los físicos llaman un aumento de la entropía — está dirigido por la expansión del universo, lo cual puede ser el origen de lo que pensamos que es el incesante avance del tiempo.

    El tiempo, desde este punto de vista, no es algo que exista fuera del universo. No hay un reloj haciendo tic-tac fuera del cosmos. La mayoría de nosotros tendemos a pensar en el tiempo de la forma que lo hizo Newton: “El tiempo absoluto, verdadero y matemático, por sí mismo y por su propia naturaleza, fluye de igual forma, sin importar nada externo”. Pero como demostró Einstein, el tiempo es parte del tejido del universo. Contrariamente a lo que creía Newton, nuestros relojes comunes no miden algo independiente al universo. De hecho, dice Lloyd, los relojes no miden el tiempo en absoluto.
    “Recientemente fui al Instituto Nacional de Estándares y Tecnología en Boulder”, dice Lloyd. (NIST es el laboratorio del gobierno que alberga el reloj atómico que estandariza la hora para la nación). “Dije algo como, ‘Vuestros relojes miden el tiempo con mucha precisión’. Ellos me dijeron, ‘Nuestros relojes no miden tiempo’. Pensé: Guau, eso es algo muy humilde por parte de estos chicos. Pero dijeron, ‘No hay ningún tiempo definido que nuestros relojes puedan medir’. Lo cual es cierto. Ellos definen los estándares del tiempo para el mundo: El tiempo está definido por el número de tics de sus relojes”.

    Rovelli, el defensor de un universo sin tiempo, dice que los guardianes del tiempo de NIST tienen razón. Además, su punto de vista es muy consistente con la ecuación de Wheeler-DeWitt. “En realidad nunca podemos ver el tiempo”, dice. “Sólo vemos relojes. Si dices que este objeto se mueve, lo que en realidad significa es que este objeto estaba aquí cuando la manecilla de tu reloj estaba aquí, etc. Decimos que medimos el tiempo con relojes, pero sólo vemos las manecillas de los relojes, no el tiempo en sí mismo. Y las manecillas de un reloj son una variable física como cualquier otra. Por lo que en cierto sentido hacemos trampa debido a que lo que realmente observamos son variables físicas como una función de otra variable física, pero que representamos como si todo evolucionara con el tiempo.

    “Lo que pasa con la ecuación de Wheeler-DeWitt es que tenemos que dejar de jugar a esto. En lugar de introducir estas variable ficticia — el tiempo, que en sí mismo no es observable — deberíamos simplemente describir cómo se relacionan las variables entre sí. La pregunta es, ¿el tiempo es una propiedad de la realidad o sólo una apariencia macroscópica de las cosas? Yo diría que es sólo un efecto macroscópico. Es algo que surge sólo para las cosas grandes”.

    Por “cosas grandes”, Rovelli indica cualquier cosa que exista muy por encima de la misteriosa escala de Planck. Dado que por ahora no hay una teoría física que describa completamente cómo es el universo por debajo de la escala de Planck. Una posibilidad es que si los físicos consiguen alguna vez una teoría unificada de la cuántica y la relatividad general, el espacio y el tiempo se describirán mediante alguna versión modificada de la mecánica cuántica. En tal teoría, el espacio sería no sería suave y continuo. En lugar de eso, constaría de fragmentos discretos — quanta, en el argot de la física — así como la luz está compuesta de haces de energía individuales llamados fotones. Estos serían los ladrillos fundamentales del espacio y el tiempo. No es fácil imaginar que el espacio y el tiempo estén hechos de algo. ¿Dónde existirían los componentes del espacio y tiempo, sino en el espacio y el tiempo?.

    Como explica Rovelli, en la mecánica cuántica todas las partículas de materia y energía pueden describirse como ondas. Y las ondas tienen una propiedad inusual: Un número infinito de ellas pueden existir en la misma localización. Si se demuestra algún día que el espacio y el tiempo constan de quanta, los quanta podrían existir apilados en un único punto sin dimensión. “El espacio y el tiempo en cierto sentido se funden en este escenario”, dice Rovelli. “No habrá más espacio. Sólo untos tipos de quanta viviendo unos sobre otros sin verse inmersos en el espacio”.

    Rovelli ha estado trabajando con uno de los matemáticos más importantes del mundo, Alain Connes de la Facultad de Francia en París, sobre esta idea. Juntos han desarrollado un marco de trabajo para demostrar cómo lo que experimentamos como tiempo podría surgir a partir de una realidad más fundamental sin tiempo. Como la describe Rovelli, “El tiempo puede ser un concepto aproximado que surge a grandes escalas — un poco como el concepto de “superficie del agua”, que tiene sentido a nivel macroscópico pero que pierde un sentido preciso al nivel de los átomos”.

    Dándose cuenta de que esta explicación puede hacer más profundo el misterio del tiempo, Rovelli dice que gran parte del conocimiento que tomamos como bueno fue considerado una vez como igualmente perplejo. “Me doy cuenta de que esta descripción no es intuitiva. Pero de esto es de lo que trata la física fundamental: encontrar nuevas formas de pensamiento sobre el mundo, proponerlas y ver si funcionan. Creo que cuando Galileo dijo que la Tierra giraba alocadamente, era algo completamente incomprensible de la misma forma. El espacio para Copérnico no era el mismo espacio que para Newton, y el de Newton no era el mismo que el de Einstein. Siempre aprendemos un poco más”.

    Einstein, por ejemplo, encontró consuelo en su sentido revolucionario del tiempo. En marzo de 1955, cuando su amigo de toda la vida Michele Besso falleció, escribió una carta de consuelo a la familia de Besso: “Ahora él ha partido de este extraño mundo un poco antes que yo. Esto no significa nada. La gente como nosotros, que creen en la física, saben que la distinción entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión obstinadamente persistente”.

    Rovelli siente que hay otro gran avance temporal a la vuelta de la esquina. “El artículo de 1905 de Einstein llegó y cambió repentinamente el pensamiento de la gente sobre el espacio-tiempo. Estamos de nuevo en medio de algo similar”, dijo. Cuando el polvo se asiente, el tiempo – sea lo que sea eso – podría volverse incluso más extraño e ilusorio de lo que hasta Einstein pudo imaginar.
    Pero ¿realmente el tiempo existe?...
    EINSTEIN: La diferencia entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión persistente.

  3. #3
    Avatar de menganito
    menganito está desconectado Ya lo ha dicho casi todo...
    Fecha de ingreso
    22-feb-2007
    Ubicación
    Donde se me pille...
    Mensajes
    5,832

    Predeterminado

    Otro interesante artículo al respecto:

    Una nueva teoría física propone revisar la naturaleza del tiempo.

    Se basa en el constante movimiento de los cuerpos para afirmar que no pueden tener una posición relativa determinada.

    Una nueva teoría física, elaborada por un estudiante universitario de Nueva Zelanda que ha sido comparado con Albert Einstein, propone revisar la forma en que pensamos sobre el tiempo y el espacio porque considera que los cuerpos no pueden tener una posición relativa determinada, ya que, si la tuvieran, no podrían estar en movimiento permanente. Asegura que la flecha del tiempo no existe y que los procesos cerebrales asociados a la conciencia son los que fijan para nuestra percepción los cuerpos en el espacio y en el tiempo. Por Brooke Jones.

    Un artículo publicado en la edición de agosto de la revista Foundations of Physics Letters cambiará seguramente la forma en que pensamos sobre la naturaleza del tiempo y su relación con el movimiento, así como las mecánicas clásica y cuántica. Al hacerlo, su autor ha sido comparado con Albert Einstein.

    En el artículo El Tiempo y las Mecánicas Clásica y Cuántica: Indeterminación vs. Discontinuidad un joven de 27 años de Wellington, Nueva Zelanda, Peter Lynds, que hasta ahora ha asistido a la universidad sólo durante seis meses, establece que es necesario revisar todos los valores establecidos por la física en relación con el tiempo, lo que supone terminar con ancestrales presunciones sobre el tiempo y las magnitudes físicas, incluyendo la relativa posición de los cuerpos en el espacio.

    El trabajo demuestra que esta revisión de los valores físicos establecidos hasta ahora sobre el tiempo y la posición de los cuerpos en el espacio proporciona la solución correcta a las paradojas del movimiento y del infinito, excluyendo la del estadio, concebidas originalmente por el matemático Zenón de Elea, hace más de 2.500 años.

    La cosmología cuántica y del tiempo también están contempladas en la teoría de Lynds, incluyendo un convincente argumento contra la teoría del tiempo imaginario elaborada por el físico teórico británico Stephen Hawking.

    Respuestas positivas

    Hasta ahora el trabajo ha recibido una respuesta muy positiva. Un crítico comentó: el artículo recuerda a la teoría especial de la relatividad formulada por Einstein en 1905, mientras que Andrei Khrennikov, Profesor de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Växjö en Suecia, dijo: encuentro a este artículo muy interesante, e importante para clarificar algunos aspectos fundamentales de formalismos de la física clásica y cuántica. Creo que el autor ha realizado una muy importante investigación sobre el papel de la continuidad del tiempo en los modelos físicos estandarizados de los procesos dinámicos.

    Otro impresionado con el trabajo de Lynds es el gigante de la física de Princeton y colaborador y amigo, tanto de Albert Einstein como de Richard Feynman, John Archibald Wheeler, quien dijo: admiro la audacia de Lynds.

    Para ayudar a explicar el trabajo, Lynds propone lo siguiente: Imagine una taza atraida a cualquier velocidad, grande o pequeña, contra su escritorio. Luego pregúntese si tiene o no una posición relativa determinada con respecto al escritorio en cualquier momento mientras se encuentra en movimiento. Y luego pregúntese, ¿existe algún momento en el cual la taza no esté en movimiento y en que su posición relativa al escritorio no esté cambiando constantemente?.

    De acuerdo tanto con la física antigua como con la actual, la taza tiene una posición determinada relativa al escritorio. De hecho, la física del movimiento desde Zenón y Newton hasta hoy, toma esta presunción como establecida.

    No hay instante real de quietud

    Pero no es así, según Lynds. Debería ser obvio que no importa cuán pequeño sea el intervalo, o cuán lentamente se mueva la taza durante ese intervalo, ya que la taza siempre está en movimiento y su posición está cambiando constantemente, así que no puede tener una posición relativa determinada. De hecho, si la tuviera, no podría estar en movimiento.

    Lynds dice que lo mismo puede decirse sobre la posición relativa de cualquier cuerpo en un instante en el tiempo. Si hubiera un instante en el tiempo subyacente al movimiento de la taza, aunque la taza tuviera una posición relativa determinada en ese instante, tal como es la naturaleza de esa noción etérea, también estaría congeladamente estática en ese instante, y por lo tanto no podría estar en movimiento.

    La respuesta, por supuesto, es que no existe un instante preciso en el tiempo que subyazca al movimiento de un objeto, ya que su posición está constantemente moviéndose a medida que pasa el tiempo, por lo que no tiene nunca una posición determinada en un momento concreto.

    Según Lynds, no existe por tanto una cuerpo que esté durante un instante completamente quieto en la naturaleza, por lo que ese instante de quietud es algo enteramente subjetivo que proyectamos al mundo que nos rodea. En otras palabras, es un producto de la función cerebral y de la conciencia.

    La indeterminación no es cuántica

    Para Lynds, la ausencia de una posición relativa determinada en cualquier momento de los cuerpos que ocupan el espacio y, por lo tanto, también de su velocidad, significa necesariamente la ausencia de cualquier otro valor físico y de magnitud determinados en un momento dado, incluyendo al propio tiempo y espacio.

    Comenta Lynds, Naturalmente, el parámetro y el límite de la respectiva posición y magnitud de un cuerpo son solamente determinables hasta los límites de medida posibles, de acuerdo a la hipótesis cuántica general y al principio de indeterminación de Heisenberg, pero esta indeterminación del valor preciso no es una consecuencia de la incertidumbre cuántica.

    Continúa Lynds, Esto indica que, en relación con la incertidumbre en una magnitud física precisa, lo micro y lo macroscópico están inseparablemente enlazados, ya que ambos parten de una misma cosa, más que simplemente un caso de lo primero subyaciendo y contribuyendo a lo segundo.

    En el apartado cosmológico del artículo, Lynds explica: no es necesario que el tiempo emerja y cuaje de la espuma cuántica y de la altamente contorsionada geometría del espacio-tiempo presente antes de la escala de Planck, justo antes del Big Bang, como se ha especulado algunas veces. La continuidad estaría presente y sería naturalmente inherente en prácticamente todos los estados y configuraciones cuánticos iniciales, más que en unos pocos específicos, sin importar lo microscópico de la escala.

    Una cuestión simple

    Y añade en su artículo: la propuesta cosmológica del Tiempo Imaginario tampoco es compatible con una descripción física consistente, tanto como una consecuencia de lo anterior, como porque lo relevante es el orden relativo de los eventos, no es la propia dirección del tiempo, ya que el tiempo no va en ninguna dirección. Consecuentemente, no es posible que el orden de una secuencia de eventos sea imaginaria, o en ángulos rectos, relativa a otra secuencia de eventos.

    Sobre el contenido general del artículo, Lynds comenta: puede ser contrario a la intuición, pero realmente es bastante simple. De alguna forma, casi desearía que no fuera tan extraño, ya que yo diría que algunos encontrarán este aspecto un poco difícil de tragar. De cualquier forma, es correcto.

    En relación con su solución a las paradojas de Zenón, Lynds dice: creo que uno podría inferir que hemos sido un poco cortos para entenderlas, considerando que nos ha llevado tanto tiempo alcanzar estas conclusiones. Sin embargo, no pienso que ése sea el caso. Más bien creo que, respecto a un instante en el tiempo, es difícil sorprenderse considerando la extrema dificultad en ver a través de algo que realmente ves y con lo que piensas. Más aún, con sus engañosamente profundas y complicadas paradojas, Zenón de Elea fue un verdadero visionario y, en algún sentido, estuvo 2.500 años adelantado a su tiempo.

    Los proyectos de Lynds para el futuro inmediato incluyen la publicación de un artículo sobre las propias paradojas de Zenón en la Revista Philosophy of Science, y otro relacionando con el tiempo y la conciencia. También planea explorar más su trabajo en conexión con la mecánica cuántica y tiene la esperanza de que otros hagan lo mismo.
    Pero ¿realmente el tiempo existe?...
    EINSTEIN: La diferencia entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión persistente.

  4. #4
    Avatar de Domingo
    Domingo está desconectado Forer@ Senior
    Fecha de ingreso
    07-nov-2006
    Ubicación
    Zaragoza
    Mensajes
    603

    Predeterminado

    Haber quien tiene pelotas de discutirlo.

  5. #5
    Avatar de menganito
    menganito está desconectado Ya lo ha dicho casi todo...
    Fecha de ingreso
    22-feb-2007
    Ubicación
    Donde se me pille...
    Mensajes
    5,832

    Predeterminado

    En definitiva NO HAY una implicación o conexión necesaria ni demostrable entre la sucesión de acontecimientos y la existencia del tiempo...
    Pero ¿realmente el tiempo existe?...
    EINSTEIN: La diferencia entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión persistente.

  6. #6
    Avatar de Reta
    Reta está desconectado Novat@
    Fecha de ingreso
    09-jul-2009
    Ubicación
    Málaga
    Mensajes
    18

    Predeterminado

    Tenéis un artículo sobre mecánica cuántica en en número de agosto de la revista "Investigación y Ciencia".
    Un saludo.

  7. #7
    Avatar de JuanSinmiedo
    JuanSinmiedo está desconectado Antiguos Moderadores
    Fecha de ingreso
    06-ago-2008
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    3,066

    Predeterminado

    Cita Iniciado por menganito Ver mensaje
    En definitiva NO HAY una implicación o conexión necesaria ni demostrable entre la sucesión de acontecimientos y la existencia del tiempo...
    Interesante. Gracias!

    Una entrevista.

    http://hispamp3.yes.fm/2003/10/30/nu...-a-peter-lynds

    Al fin y al cabo dice lo que todos decimos mucho en el foro... El tiempo no existe, solo relojes que marcan horas...

    Saludos
    Nada es seguro y todo es posible.

  8. #8
    Avatar de menganito
    menganito está desconectado Ya lo ha dicho casi todo...
    Fecha de ingreso
    22-feb-2007
    Ubicación
    Donde se me pille...
    Mensajes
    5,832

    Predeterminado

    Cita Iniciado por JuanSinmiedo Ver mensaje
    Interesante. Gracias!

    Una entrevista.

    http://hispamp3.yes.fm/2003/10/30/nu...-a-peter-lynds

    Al fin y al cabo dice lo que todos decimos mucho en el foro... El tiempo no existe, solo relojes que marcan horas...

    Saludos
    Igual estoy equivocado, pero llevo muchos años defendiendo la misma idea con planteamientos muy lógicos. Por suerte ha aparecido alguien del cuál los mass media pueden hacerse eco y arrancar la maquinaria de la controversia que, en definitiva, es el motor de la ciencia y la fuerza que la mueve, la filosofía...
    Pero ¿realmente el tiempo existe?...
    EINSTEIN: La diferencia entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión persistente.

  9. #9
    Avatar de RAPOSO
    RAPOSO está desconectado Legión de Honor Forera
    Fecha de ingreso
    03-may-2009
    Ubicación
    Madrid/Viveiro
    Mensajes
    8,121

    Predeterminado

    Me lo he leído entero. Interesantísimo reportaje, gracias amigo.

  10. #10
    Avatar de Antoniolopez
    Antoniolopez está desconectado SuperForer@
    Fecha de ingreso
    18-feb-2009
    Ubicación
    Madrid/Sigüenza
    Mensajes
    3,084

    Predeterminado

    Magnifica aportación cientifica, contada de forma clara y sencilla.
    Copio el articulo para leerlo y releerlo con calma.

    Gracias.
    ​De la muy noble y fidedigna ciudad de Sigüenza

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo