ella había decidido regalarle un reloj en el día del decimotercer aniversario de boda. no era supersticiosa. el número trece no significaba nada. más bien al contrario. probablemente era uno de sus números favoritos. siempre contracorriente. pensó. era un buen reloj. 300m. negro. 44mm. contundente. elegante pero contundente. suave y contundente. una puta en la cama y toda una señorita fuera de ella. habían utilizado tanto aquella palabra en su relación. contundentes. se lo dejaría sobre la mesilla de noche. él llegaría a eso de las 20:30. lo recibiría tras la puerta. sonreirían. y se besarían. él entraría en la habitación. se quitaría la ropa. y sus zapatos. a ella le encantaban sus zapatos. colocaría el reloj de ese día sobre la mesilla y se dirigiría hacia la ducha. así que vería el regalo. inevitablemente. ella se sentía bien. fue a la cocina. se sentó. y observó el reloj de pared. ya eran las 20:30. dos horas y media después ella continuaba con sus ojos clavados en aquel horrible reloj blanco de cocina colgado de la pared. él. y sus zapatos. y sus relojes. y su olor. se habían perdido.




espacios sin tiempo :: 01 :: termas de vals. suiza. de peter zumthor.



a ese lugar me llevaría el reloj contundente. negro. 300m y 44mm. oris divers titan date.






buenas noches.