Los reojes son para disfrutarlos, hombre no te digo que te lo lleves a cortar leña, pero, bueno, los relojes son para disfrutarlos, si tenemos ese cuidado exquisito, al final no los podemos disfrutar