Omega Seamaster Professional 300m

0

Lo reconozco: nunca he sido un fan del Omega Seamaster Professional 300m, también llamado “olitas” por el motivo “waves” que decora su esfera. No me gustaban esas olas, ni su color azul, pero sobre todo no me gustaban sus agujas esqueletizadas, que me parecían pinzas –o compases- atrapando perlas resbaladizas, una evolución de las que mostraba el famoso “negrito” referencia 2254, hoy ya descatalogado todavía no sé por qué. Pero igual es porque hace muchos años que lo veo (acaba de cumplir 25) o porque esta vez Omega ha acertado, el caso es que miro la nueva hornada, la de celebración del 25 aniversario, con otros ojos.

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes EspecialesA esta nueva mirada no es ajena la detallada explicación que nos dio Maik Hirschi, Senior Product Manager, venido expresamente desde el cuartel general de Omega en Bienne para desvelarnos a unos pocos invitados los entresijos de la creación de este renovado veterano de 25 años. Para ello había traído un verdadero arsenal didáctico que podríamos tocar mientras le escuchábamos y veíamos los vídeos que apoyaban su discurso.

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
Así, supimos que las cajas salen de un solo bloque de acero que se va conformando a través de varias etapas de prensado, intercaladas con diversos pasos por el horno para “destensar” el material, que los biseles de cerámica se “sinterizan” a partir de polvo de óxido de Zirconio o que se les aplica una capa de PVD antes de la definitiva de oro amarillo o Sedna, la aleación patentada por Omega. Antes de eso, sin embargo, se ha calado la superficie mediante un rayo láser para que queden perfectamente definidas las cifras, líneas y puntos de la escala de minutos. A este conjunto de cerámica y oro lo denominan Ceragold.

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
O las esferas. Realizadas sobre un disco de acero o titanio, las características olas se esculpen literalmente a láser, con la diferencia que en las de acero quedan en bajorelieve (esto es “aradas” en la superficie) mientras que en las series de titanio se fresa toda la superficie dejando solamente las olas, que quedan por ello en alto relieve. Luego se pintarán, pulirán y posteriormente se les estamparán los motivos mediante un tampón de caucho tradicional. La cosa no termina aquí, porque faltan los índices: pequeños contenedores o “vasos” colocados por una máquina ultraprecisa que serán rellenados de Super Luminova ¡a mano!, uno por uno. Sí, a mano. Suena increíble, y por eso hice la pregunta hasta tres veces, justo antes de que Maik empezara a mirarme raro… Estos índices, por cierto, han crecido de tamaño respecto a las versiones anteriores del Seamaster 300m

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
La esfera de titanio ha sido reservada para un viejo conocido de los seguidores incondicionales del Omega Seamaster Professional 300m: el combinado de Tantalio y oro Sedna, limitado a una serie de 500 ejemplares y que recuerda a su antecesor realizado también en tantalio pero combinado entonces con oro amarillo. Estéticamente se han hecho algunas modificaciones tanto al armis o brazalete (se han integrado mejor los ¡nueve! componentes de cada eslabón) como a la corona de helio (la que se usa para descomprimir el reloj después de una inmersión prolongada). Esta última pasa a tener una forma cónica en lugar de cilíndrica, pero en su interior se ha sofisticado más si cabe. Cualquiera diría que ahí caben tantas piezas:

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
El Omega Seamaster Professional 300m está animado por el calibre Omega Coaxial 8806, certificado COSC y METAS, lo que le garantiza una resistencia a los campos magnéticos de 15.000 gauss (o 1,5 teslas), más que suficiente para un uso cotidiano e incluso en entornos técnicos. A ello contribuye su espiral de silicio y la construcción con materiales no férricos, que hace innecesaria la antigua caja de hierro dulce y hasta permite un fondo visto. Otro día cuento lo que es el Nayad System.

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
Decía al principio que nunca he sido un fan del Omega Seamaster Professional 300m, pero tengo que admitir que con esta reestilización Omega se ha acercado un poco a mis gustos, sobre todo con el modelo de acero con esfera gris y caucho azul, que a un precio de 4.500 € se pone en un primer círculo de interés.

Revisión del Omega Seamaster Professional 300m en Relojes Especiales
Es el que aparece en este vídeo:

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies