Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

0

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date, un nombre bastante largo para un reloj que todavía podría añadir un último apellido: “acero”. Y es importante, porque no es habitual encontrar este material en piezas tan sofisticadas como la que nos ocupa. Y porque, hablemos claro, sólo hay una marca con la que Glashütte Original se pueda comparar, y ésta sólo produce cajas en materiales preciosos con la consecuente repercusión en sus precios. No es cuestión aquí de hablar del oxímoron “lujo asequible” sino de una relación calidad-precio interesante.

Otra diferencia frente a lo comúnmente establecido es que este Senator Chrono Panorama Date tiene un marcado aire deportivo frente a la mayoría de referencias de la Casa (salvedad hecha del Observer, también en acero). Y no es un mal camino, porque permite disfrutar de complicaciones como esa gran fecha sin tener que usar un estilo formal. Este “look casual” se refuerza con la disponibilidad de un armis de acero y una correa de caucho, caucho que justifica su existencia si tenemos en cuenta que este modelo dispone de corona roscada para una hermeticidad de 10 bares o, lo que es lo mismo, 100 metros. No es exactamente un diver, pero lo puedes llevar a la playa o a navegar sin preocuparte.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

He tenido el placer de disponer de una unidad del 1-37-01-03-02-35 (ese es su poco sugerente nombre interno) durante una semana, y lo que me dispongo a hacer es una valoración subjetiva de las sensaciones que me ha transmitido.

La caja

Con un diámetro de 42mm y una altura de casi 15 (14,60mm) es ‘casi’ proporcionada; y digo casi porque en mi opinión le sobra un milímetro de grosor. Posiblemente sea debido a la masa oscilante, que reclama su espacio vital en un reloj que siendo sumergible no puede permitirse ser de carga manual por aquello de estar desenroscando la corona cada vez que haya que darle cuerda, pero creo que eso sería fácilmente subsanable desde el departamento de diseño de la marca.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Ya puestos, y hablando de la corona: no le vendrían mal un par de décimas más de diámetro para facilitar el agarre. Por lo demás, los mecanizados (pulido y matizado) y la ejecución de la caja misma están muy bien hechos, con detalles de calidad como los rebajes de la carrura, uno para poder sacar la corona con comodidad y otros dos entre las robustas asas para evitar rozar la correa. También en la carrura (a las diez) está el pulsador para adelantar la fecha panorámica. El cristal de zafiro es ligeramente abombado y presenta un bisel en su perímetro que en mi opinión queda un poco demasiado expuesto a roces accidentales que lo puedan dañar. El fondo visto –roscado- deja ver el magnífico calibre 37-01 con 70 horas de reserva de marcha proporcionadas desde un sólo barrilete.

La esfera

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Lacada en negro y profusamente dotada de SuperLuminova, presenta una quasi-perfecta simetría, con índices de bastón en todos sus puntos horarios excepto a las doce y a las seis, donde vemos números romanos. Tres contadores: a las doce horas acumuladas del cronógrafo, a las tres sus minutos y a las nueve los segundos continuos. Es en esta subesfera donde veremos el indicador de reserva de marcha y único elemento que rompe –muy ligeramente- esa simetría, de color blanco cuando la carga no está completa y de color negro –y virtualmente invisible- cuando está a plena carga. Los logos y un ligeramente sobredimensionado “Made in Germany” complementan el conjunto. Aquí se puede ver un reportaje sobre la producción de esferas en Glashütte Original.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

 

La correa y desplegable

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Siendo este uno de los puntos más a menudo descuidado por los fabricantes, debo decir que en este caso la correa está a la altura del conjunto. Estupenda piel de becerro con un tacto muy agradable (y supongo que con tratamiento hidrófugo) que contribuye a la sensación global de calidad. El pespunte es de un color azul que se acerca mucho al de la SuperLuminova de los índices de la esfera y que combina muy bien con ella. Se acompaña de un cierre desplegable de acero a presión que combina matizado y pulido con el detalle de un tornillo para fijarlo en la zona de los agujeros de la correa.

El calibre

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Aparte de por sus excelentes acabados (y esferas), si hay algo por lo que Glashütte Original es conocida y respetada es por su amplio rango de calibres amén de la patente de la gran fecha en un solo plano de discos concéntricos. El 37-01 (cuyo código aparece también en la referencia del Senator Chrono Panorama Date) está ajustado en cinco posiciones, lo que le confiere parámetros COSC… aunque como esta certificación es suiza y el observatorio cronográfico de Glashütte lleva el nombre de la competencia parece que en Glashütte Original prefieren que seamos nosotros quienes adivinemos que estamos ante un auténtico cronómetro. Entre sus componentes se cuentan no menos de sesenta y cinco rubíes, y si bien se suele afirmar que eso (la cantidad de rubíes) no es un baremo riguroso para calificar la calidad de un calibre, no es menos cierto que una mayor cantidad de rubíes garantiza un menor rozamiento y por tanto una mayor durabilidad.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

El menor rozamiento es también en parte responsable de la inhabitual reserva de marcha de 70 horas aportada por un solo barrilete. La otra parte tiene que ver con los avances técnicos del Grupo Swatch al que pertenece Glashütte Original, con aleaciones propietarias desarrolladas por su nutrida industria auxiliar que permite, por ejemplo, producir un muelle real con el fleje más delgado, lo que permite que entren más vueltas de éste en el único barrilete. Respecto a los acabados del calibre mismo, en Glashütte Original combinan el decorado mecánico con el manual. Por ejemplo, el perlado (esas marcas circulares en las pletinas base) se aplica manualmente con un torno mecánico, mientras que las “bandas de Glashütte” los aplica directamente una fresadora controlada digitalmente. Lo que es indiscutiblemente manual (y porque no se puede hacer de otra forma) es el “anglage”, el biselado a 45 grados que se da a los cantos de los puentes.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Existen incluso “trucos” para hacer esos biselados que Glashütte Original guarda celosamente y a los que aplica compromiso de confidencialidad con los periodistas que visitan sus instalaciones (es uno de los pocos lugares donde no dejan sacar fotos). También a mano se hace el azulado a fuego de los tornillos, controlando escrupulosamente la temperatura y tiempo a los que se someten esos minúsculos –y perfectos- trozos de metal, ya que una combinación de temperatura/tiempo insuficiente los deja de color marrón y una excesiva los torna violetas. El resultado, en cualquier caso, es espectacular. Como funciones, además de la cronógrafica y las de hora y fecha, dispone de la denominada “flyback” en inglés o “Retour en vol” en francés, que es la capacidad de reiniciar la cuenta del crono sin necesidad de ponerlo a cero previamente ya que, como ese nombre francés explica, lo hace “al vuelo”.

 

La usabilidad

Acostumbrado a diámetros superiores, 42 milímetros no han supuesto ningún problema en el día a día. Tampoco su altura pero, como ya he mencionado más arriba, creo que el conjunto ganaría si esta altura se rebajara. La legibilidad es excelente contando incluso con una presbicia bien establecida, sobre todo la fecha, que desde luego puede prescindir de lupas. Tal vez sea esto, la fecha de gran tamaño o “panorámica”, la parte más atrayente de la esfera, especialmente por la ausencia del “montante” entre las cifras que en otras marcas disimula el escalón entre los dos discos a diferentes alturas.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Otro elemento que contribuye a esa legibilidad es el alto contraste entre el negro y la Superluminova azul, tanto a plena luz como en condiciones de poca luminosidad (siempre que esté “cargada”, claro). El accionamiento del cierre a presión es muy cómodo y transmite sensación de seguridad, seguridad que también es objetiva teniendo en cuenta la forma en que va fijado a la correa: por pasador en un extremo y por tornillo en el otro. Los botones del crono se accionan suavemente, con la presión justa tanto el de arranque-parada como el de retorno o reseteo. Otro cantar es la corona: no sé si es porque la unidad era nueva, pero las operaciones de desroscado-roscado no eran todo lo suaves que uno podría esperar. Puede que sea una medida de seguridad contra la entrada de agua con juntas especialmente fuertes, pero creo que podría solucionarse con ese par de décimas extra de diámetro que también mencioné al hablar de la caja. En todo caso nada grave si se mantiene el reloj en hora, ya que el cambio de fecha se realiza mediante el pulsador en la carrura. El precio, 13.800 € en España impuestos incluidos, se puede considerar ajustado para lo que ofrece, sobre todo si lo comparamos con la oferta “comparable” de manufactura alemana que, como ya se ha dicho, acostumbra a usar sólo metales preciosos para sus cajas.

Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date

Instalada en el segmento más alto del Grupo Swatch y con una producción relativamente limitada (alrededor de 20.000 relojes por año), Glashütte Original es una marca de nicho para conocedores que ya poseen otros relojes y quieren explorar terrenos diferentes al Swiss Made. Alemania tiene en la zona de Sajonia una rica historia relojera con sus propias características, como la pletina de tres cuartos que hace inconfundibles sus calibres, o la especialización de proveedores en piezas concretas que dio pie en su momento a la construcción en serie frente a los calibres semiterminados que producían los ya famosos campesinos suizos durante los largos y nevados inviernos.

En resumen, el Glashütte Original Senator Chrono Panorama Date no es un reloj de entrada a la afición relojera ni por modelo ni por marca, pero es un serio candidato para el aficionado que ya por costumbre imagina los precios de estos guardatiempos de primer nivel bastante por encima del que tiene este modelo.

About Author

Anton Vallverdú

Fundador, administrador y editor de Relojes Especiales. Le encanta lo que hace y se plantea como objetivo la difusión de la relojería mecánica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies