Por fin he podido conseguir unos cuantos relojes rusos de la reconocida casa Vostok (del ruso*Восто́к).





En esta primera entrega, hablaremos de uno de los modelos K-34 de la gama Komandirskie. En concreto, del 476.613, importado gracias a la tienda online de Komandirskie.com



LA CAJA



Nos encontramos con una caja soberbia de 42mm de diámetro sin contar la generosa corona. Está construida en acero inoxidable, pero lleva un tratamiento PVD que le da ese negro tan impactante al conjunto.


El dial tiene un tono amarillo que le da un aire vintage muy peculiar. Lo original del modelo, entre otras complicaciones que tiene, es que su dial tiene aplicado una capa de lumen en su totalidad, lo que algunos llaman "dial radioactivo". Con esa aplicación de SuperLuminova, tendremos un reloj perfectamente legible en la oscuridad, donde al contrario que muchos, no tendrá agujas luminosas, a excepción de la aguja de 24 horas de la que hablaremos en detalle a continuación.





Detalle de la aguja de 24 horas, así como del bisel interno que nos permite elegir otro huso horario para leer la hora con mayor facilidad.


Aunque no cuenta con fechador, el reloj tiene una serie de interesantes características que contaremos a continuación. La primera de ellas, y siguiendo con lo descrito en el párrafo anterior, es la aguja de 24 horas. Con ella, tendremos una idea de si nos encontramos en AM o PM. Recordemos que estas funciones eran populares en lugares como los submarinos, donde no podían saber si era de día o de noche en el exterior. Adicionalmente a esta aguja, que cuenta con una forma de flecha con una punta lumeada, tenemos tres agujas más. Ninguna de las tres agujas del reloj tiene lumen aplicado, puesto que lo interesante, como veremos más adelante, es ver el contraste entre el dial y las oscuras agujas. El segundero, por su parte, viene pintado en un rojo muy vivo, en contraposición al resto de agujas que tienen un acabado cromado muy llamativo.




Del mismo color que el segundero, tenemos diversas especificaciones sobre el dial. Para empezar, muy cerca de las 3, tenemos el logotipo de la gama Komandirskie. Su contorno se ve claramente durante la noche gracias a su radioactivo dial.



El logotipo nos indica que se trata de un Komandirskie, en ese intenso rojo que coincide con el segundero y las especificaciones del reloj.




Si nos vamos a la mitad inferior, veremos dos datos importantes más. Bajo el 6, encontramos la procedencia del reloj, MADE IN RUSSIA, como no podía ser de otra manera. Algo más céntrico, en el mismo rojo que el resto de elementos ya comentados, se nos desvela, además de su mecanismo automático, la función que nos queda por comentar: DUAL TIME. Y es que este reloj, además de esa aguja 24 horas, cuenta con bisel interno que nos permitiría, si así lo quisiéramos, establecer otro huso horario. De este modo, mientras que el dial indica una hora, podemos colocar el bisel para que indique la hora de otro lugar, muy útil para pilotos de avión que no paran quietos en este vasto mundo.





Si nos fijamos en sus laterales, veremos que cuenta con una corona a las 3, que no va roscada. Aun sin roscar, la tolerabilidad al agua es de 100 metros según especificaciones. Al no contar con roscado, podremos darle cuerda con una mayor facilidad. Como viene siendo habitual, un click hacia afuera nos permite cambiar la hora, ya que no cuenta con fechador. Por otro lado, a las 8, tenemos una segunda corona que nos permite rotar a izquierda y derecha el bisel interior para poder establecer una segunda zona horaria en nuestra muñeca.



La corona que nos permite cambiar la hora viene firmada con el logotipo de Vostok. Viniendo del ruso, se escribe con "B". La corona del bisel interior, por su parte, no cuenta con firma alguna.




Para acabar esta sección, una muestra de como luce ese dial radioactivo en plena oscuridad. Se trata de un reloj que, si le da un rato el sol durante el día, tiene una legibilidad excelente sin ser molesta a la hora de dormir.





LAS TRIPAS


Tras mucho tiempo hablando de movimientos de cuarzo, hoy traemos un movimiento automático firmado por la casa Vostok. Se trata del mecanismo 2426 de 32 rubís, que cuenta con*19800 semioscilaciones por hora.*El reloj, aun teniendo carga*automática, tiene la posibilidad de cargarlo mediante la corona, por si lo teníamos en el cajón.



Efectivamente, cuenta con un cristal trasero para poder observar el mecanismo. Adicionalmente, nos sirve para apreciar ambas coronas: la de la derecha para poder establecer la hora, y la izquierda para rotar el bisel interior.

Alrededor del cristal contamos con varias inscripciones que nos comentan su resistencia al agua de 100 metros, así como el material de la caja, y el nombre de su gama.



Komandirskie, la palabra que más veremos en este reloj. Perfectamente grabada alrededor del cristal trasero.



LA CORREA


Este Vostok cuenta con una correa de nylon verde kaki muy militar. El trenzado del nylon impresiona de tener una calidad alta, por lo que sugiere durabilidad.






El cierre, por su parte, no es de hebilla, sino que se decanta por un cierre deployante. Sin embargo, no se olvidan de firmar, de nuevo, con el logotipo de Komandirskie, con un acabado PVD muy acertado. Este tipo de cierres suele ser difícil de ajustar, aunque una vez ajustado a nuestra medida de muñeca nos permite liberar el reloj con facilidad. No es una opción clásica, pero sí está en auge, aunque pueda pecar de incómoda.






Detalle del cierre deployante, en acabado PVD para conjuntar con la caja.


Por la zona interior, viene con una capa de piel de vacuno. Vostok no pierde la oportunidad de anunciar la autenticidad de su piel, así como de recordarnos que se trata de un Komandirskie.







EN LA MUÑECA




En la muñeca sienta muy cómodo, cuenta con un peso liviano, en parte por la correa de nylon que usa. Por otra parte, el cierre deployante no es la opción más cómoda, al menos para mí. Aunque encuentro a muchos que coinciden, hay usuarios que prefieren este tipo de cierre, que se olvida de la hebilla, pero a veces enlentece el acto de poner y quitar el reloj.


Una vez puesto, sienta como un reloj de menor diámetro que el escrito, en parte por el acabado PVD y ese bisel interno, que reducen el dial.




PUNTOS POSITIVOS:

  • El estilo Komandirskie con un nivel superior de diseño. Mantiene los aires militares de la gama, aunque contamos con añadidos en cuando a complicaciones y materiales.
  • Dial radioactivo: no es habitual este tratamiento y se agradece tener un abanico más amplio de este tipo de relojes.
  • El diseño: mantiene un aire vintage con la caja en PVD y una correa que nos acerca a los aires militares.
  • El precio: gracias a tiendas directamente rusas se consiguen precios increíbles para un reloj de estas prestaciones.


PUNTOS NEGATIVOS:

  • El cierre deployante: puede que te guste, pero no es lo más habitual. A mí se me antoja molesto y lo comparto con mucha gente.
  • La falta de fechador: puede que os irrite no tener el día del mes. En cambio, a mí me encanta no tener que ponerlo al día cada vez que sale del relojero.