Sobre Max Bill


Max Bill nació en 1908 en Winterthur,Suiza, y falleció en 1994 en Berlín.
Hijo de la generación de Bauhaus,discípulo y compañero de Walter Gropius, Le Corbusier y Mies van der Rohe fue un diseñador polifacético y un creador de cultura en el más puro sentido de la palabra.,tal como testimonian sus diversas actividades como pintor,arquitecto,escultor,maestro y diseñador. Sus obras se caracterizan por la claridad de las líneas constructivas y la precisión de las proporciones.
Su insistencia en la utilización de una base matemática para toda forma de arte queda reflejada en sus pinturas, que se caracterizan por sus diseños con frecuencia geométricos y por su esmerada planificación de las relaciones tonales. Sus diseños gráficos e industriales presentan una marcada funcionalidad.
Su opinión sobre el auge del mundo del diseño en nuestros días quedó plasmada en un comentario hecho en 1988.
“actualmente la gestalterei –palabra que puede traducirse como forma o producto de la forma- se ha convertido en un fenómeno de la moda,viniendo a ser sinónimo de diseño.La función ha dejado de ser la “armonía de todas las funciones” y se ha situado entre la promoción de las ventas y la trivialidad “
Un ejemplo notable de su trabajo es el reloj de pared que diseñó para Junghans en 1956/57 . Raras veces se ha retratado la interacción de hora y minuto de un modo más estilizado,elegante,simple y funcional . Este reloj está expuesto en el museo de diseño más importante del mundo,el Museo de Arte Moderno.

En 1962 Max Bill diseña una colección de relojes de pulsera mecánicos también para Junghans
A continuación tres muestras de relojes de pared de Max Bill







Y una reproducción actual de uno de los modelos de pulsera, imagen “robada" de la tienda on line del propio Museo de Arte Moderno.



Mi Max Bill Chrono.



Como muchos sabéis soy un fan de los relojes sencillos con estética Bauhaus. Relojes sencillos y funcionales con esferas limpias. Actualmente en el mercado tenemos varias opciones para hacernos con una-o varias- de estas piezas. Stowa Antea, toda la colección de Nomos, y la línea Max Bill de Junghans pueden ser nuestras opciones.En esta misma estética funcional tambien podemos acudir a marcas como Mondaine o Aristo que recrean en sus modelos el diseño de reloj para los ferrocarriles suizos.


La línea actual Max Bill de Junghans en principio trató de ser fiel a los diseños originales, fabricando estos relojes en cuerda manual, y en unas medidas normales para los años 50-60,pero muy pequeñas para los gustos actuales, resultando minúsculos incluso para muñecas femeninas. Su diámetro es de 34 mm y sus referencias 027/3701 y 3702.-esta última referencia corresponde al que se vende en la tienda del MOMA cuya foto puse más arriba.

Posteriormente ,y más acorde con el mercado, se fabrican otros dos modelos,referencia 027/3500 y 3501, de cuerda automática, y caja de 38 mm. Dada la limpieza de su esfera, y la ausencia de bisel, es una medida ideal para hombres con muñecas y gustos pequeños.

Mi Max Bill sólo hora,referencia 027/3501






Ya soy poseedor de un Max Bill solo hora. Tal vez debería hablar en pasado, pues este reloj, de 38 mm de diámetro fue confiscado por mi esposa cuando vió lo bien que quedaba en la muñeca de la mujer de otro forero…
Hace unos meses se publicaron en este foro imágenes de unos nuevos relojes de la linea Max Bill, esta vez cronógrafos. Estas fotografías, tomadas de otro foro,convirtieron estos relojes en una especie de leyenda urbana. No existían en la web de Junghans , en Internet únicamente se veían en un par de foros , los relojeros no sabían nada de nada y el distribuidor de Junghans en España estaba en la inopia.
Por fin,pasado un tiempo ya figuraban en la web de Hans Brugger (time-design.de) y un poquito después en la de Junghans.
Para más inri, la llegada a España de estos relojes se ha visto entorpecida por la rescisión de la concesión de Junghans a su anterior distribuidor en España y la concesión a uno nuevo. Finalmente, tras ponerme en contacto con Junghans conseguí el nombre del nuevo distribuidor a quien puse en contacto con mi relojero,Cronoworld. La cosa fue francamente farragosa y kafkiana.

A lo que estamos:

Finalmente hace unos días recibí la llamada de Alberto con la noticia de que –por fín- había recibido los cronógrafos, con esferas blanca y negra. Ya me había decantado por la blanca aunque como soy de naturaleza voluble no cerraba la puerta a un posible cambio….pero no. El blanco es mi reloj.
Pocas veces he salido de una relojería, o de una compraventa con un particular, tan eufórico, feliz y seguro de no haberme equivocado. El reloj es simplemente espectacular.

Como ha ocurrido con todos los relojes alemanes que he tenido –salvo Stowa y su maletín metálico- la presentación es francamente espartana. Una funda de cartón ,que alberga una caja del mismo material donde encotramos el reloj envuelto en papel y un folleto –garantía-con las instrucciones ,catálogo y biografía de Max Bill




La caja del reloj mide 40 mm de diámetro, que debido a su limpio diseño y la ausencia de bisel parece mayor. La máquina elegida es la sempiterna y robusta Valojoux 7750 en su configuración “norte-sur” ,es decir,eliminando el segundero continuo a las nueve. Igualmente se ha eliminado el día de la semana, dejando unicamente una ventana para el día del mes. En mi opinión no pasaría nada si se hubieran eliminado las dos…. El color de la esfera no es un blanco"folio" sino más bien tirando a crema.





Un agradable sorpresa la encontramos al abrir el reloj y observar que la maquinaria viene bien decorada y trabajada, con cotes de Geneve ,perlage y tornillos azulados. Sinceramente,tanto Alberto como yo esperábamos una 7750 monda y lironda con ,como mucho, el nombre grabado en el rotor.





La caja,en forma de tortuga es espectacular, En esta foto, tomada de perfil, observaremos la similitud entre la parte superior e inferior. Pido disculpas por los pelillos del plexi.



Seguimos con la caja. Acero pulido y brillante. En el reverso la marca, la numeración y un grabado con la firma de Max Bill.



Los indices circulares a las 12,3,6,y 9 están generosamente bañados en luminosa, como las agujas.



Un punto débil del reloj es su correa. Al igual que ocurre con el Antea ,o el Nomos a este concepto de reloj no le pega más que una correa sobria negra, sin grabado, adorno o pespunte alguno. La que trae es así y no es de mala calidad, pero es que las de Nomos son tan,tan,tan buenas que me ha sido imposible no sustituirla a las primeras de cambio. Eso sí,las correas de Nomos no son baratas,aviso.

A continuación un par de vistas del cronógrafo con esfera negra.






Los Junghans Max Bill, en definitiva son unos relojes con una linea entre lo vintage y lo moderno que resulta arrebatadora por su elegancia y sencillez,y que gozan de unos precios francamente competitivos.
Los relojes solo hora podeis encontrarlos en varias tiendas. Los cronógrafos-y tambien los solo hora- salvo error por mi parte unicamente podeis verlos en Madrid en Cronoworld.
Gracias por llegar hasta aquí.
Espero os haya gustado.


Un cordial saludo,
Javier.