Aprovechando el lanzamiento de algunos relojes de la marca Rhythm en DutyFreeIslandShop decidí probar con esta económica marca japonesa.







En esta ocasión hablaremos del modelo G1304S, un pequeño reloj de cuarzo para mujer. Pronto os traeré unas palabras acerca de un modelo más masculino, aunque con un diseño y tamaño relativamente apto para ambos sexos.




Es innegable que los relojes que encontramos de esta marca se centran en presentar un producto de precio muy contenido y diseño nada original, siempre "homenajeando" otras casas, principalmente Rolex. En este caso encontramos una inspiración más que notable de los Datejust.









LA CAJA




Nos encontramos ante una diminuta caja de 28mm, un tamaño más que habitual en este corte de relojes. Sobre la caja encontramos un cristal de zafiro, componente difícil de esperar en una pieza del precio al que podemos encontrar este Rhythm. Todo el reloj usa el acero inoxidable con diversos detalles en oro rosa, que le otorgan la elegancia del color dorado sin la, a veces recargada, presencia del clásico oro amarillo.







El dial, blanco con un texturizado circular agradable a la vista, tiene impresas ciertas palabras. Por encima de su eje central encontramos el nombre de la marca, RHYTHM, con una tipografía sobria y sin florituras. Por debajo del mismo, encontramos la especificación de su cristal, uno de los componentes más destacables del reloj. A lado y lado del marcador de las seis, encontramos la especificación de movimiento japonés que, desgraciadamente, no conocemos de forma exacta.







El reloj posee un bisel liso, lejos del perfil de moneda que usan la mayoría de relojes dorados en los que se inspira, en un acabado de oro rosado. Dentro del dial, vemos oro rosa en sus tres agujas de estilo alpha, así como en sus marcadores. Encontramos números romanos a las XII y las VI y marcadores longitudinales en el resto de horas. Estos marcadores no presentan un acabado liso, sino que presentan un aspecto rugoso formado por unas lineas diagonales que, incidiendo del modo correcto, lucen de forma brillante ante el sol.







A las 3 encontramos una ventana para el fechador, también dentro de un marco en oro rosa. Aunque se agradece el detalle del marco, su diminuto tamaño y el grosor añadido de la inclusión de éste hace que sea algo complicado leer el número que, por suerte, cuenta con una fecha en negro sobre blanco.







En su lado derecho encontramos una corona firmada. Una R bien grabada decora un mecanismo que no va roscado a la caja, como era de esperar ante su liviana resistencia al agua. Aun así, su accionamiento es cómodo pese a las dimensiones gracias al labrado contorno de la corona.




LAS TRIPAS




En su interior encontramos un mecanismo de cuarzo de origen japonés. No hay más especificaciones que esas, por lo que podemos esperar un Miyota, habitual en este segmento.







El conjunto resiste 3ATM, por lo que las salpicaduras no molestan, pero será preferible alejarlo del agua incluso al acudir a la ducha. Nada preocupante ni fuera de lo esperado en este modelo.




LA CORREA




Nada sorprendente en este apartado. Recordemos que, para el precio, es prácticamente imposible encontrar una armis maciza. Aun siendo chapada, denota cierta calidad y se articula de un modo más que notable. No encontraremos aquí una maquina de pellizcar como nos tiene acostumbrados Vostok con sus Komandirskies.







El diseño, acorde a los relojes que homenajea, mantiene la elegancia del conjunto y sus pequeños eslabones ayudan a que se acomode cómodamente en la muñeca. Si lo miramos de cerca veremos los acabados que, bajo mi opinión, se justifican con el rango de precio del que hablamos.







El cierre, por su parte, viene firmado con una R similar a la de la corona y un dispositivo de cierre de seguridad que se acciona al pulsar ambos lados de forma simultánea. Un detalle agradable que nos asegura una tranquilidad superior al usar el reloj, por encima de mecanismos simples de cierre a presión.




EN LA MUÑECA




La muñeca no es la mía, sino la de mi pareja o MDD para quienes conozcan las amistosas siglas.







Aunque de entrada le preocupaba el tamaño del reloj, refiere que con ese dial blanco en el fondo, su lectura horaria es sencilla y cómoda. En su día a día, agradece la inclusión de una tercera aguja, algo cada vez más prescindible en los cánones actuales. Aunque a veces puede ser elegante dejar solo dos, o incluso una sola aguja, en cuanto queremos calcular el tiempo en nuestras tareas rutinarias, se torna imposible.




En cuanto a la durabilidad de sus detalles en oro rosa, es pronto para hablar. Por el momento todo el conjunto de acero inoxidable aguanta el maltrato diario. Basta decir que el cristal no presenta ningún desperfecto, más aun conociendo la inclusión de zafiro.







En definitiva, es una opción que puede tenerse en cuenta cuando se busque un reloj asequible como pocos. Un acabado suficiente para que luzca elegante y atractivo en la muñeca, muy destinado a poder usarlo sin miramientos de lunes a viernes, ya sea por su cristal resistente o por el precio y su ligereza.




PUNTOS POSITIVOS:


  • Calidad/precio contundente: por el precio que he podido conseguirlo, es difícil no recomendarlo como regalo o como herramienta de uso diario.
  • Cristal de zafiro: difícil encontrar este componente en relojes de 50€ y es agradecido, especialmente si pretendemos darle un uso continuado.






PUNTOS NEGATIVOS:


  • Acabados en la correa mejorables: aunque son más que aceptables en cuanto a relación calidad/precio.
  • Ventana del fechador con visibilidad limitada: aunque se lee, su tamaño y profundidad hace que a veces sea más complicado que en otros modelos.