Traer una nueva reseña es un placer, pero más aun cuando hablamos de un producto nacional. Si además añadimos que puede que sea la micromarca más innovadora y que usa materiales excelentes manteniendo una calidad/precio excepcional, algunos ya habrán acertado que hablo de Luxmento.







Hace unos pocos días me llego una buena caja de madera que contenía la versión de mecanismo automático, en un azul de lo más eclipsante. Aunque el modelo se puede adquirir con armis, con eslabones macizos de una calidad excepcional, aproveché para adquirir una correa de caucho para el verano. Dentro de la caja, aparte del maravilloso reloj, encontraremos una herramienta para cambiar la correa con una inscripción con el nombre de la marca. Un bonito detalle que, además, supera con creces la calidad media de este tipo de herramientas incluidas con otros relojes.














LA CAJA







Nos encontramos ante una caja fabricada en acero 316L de 43mm, sin contar la corona, y con un grosor inferior a 15mm. El conjunto, junto con su armis, no llega a los 200 gramos, por lo que contamos con una pieza liviana sin perder ni un ápice de robustez. Y es que en un reloj de estas características solo podían colocarle un cristal de zafiro sobre el dial.







Sobre el dial, comentar que aunque opté por el modelo en azul, también hay opciones en negro y verde. Mientras que el negro me inspiraba versatilidad, el azul me pareció de un tono muy adecuado, manteniendo un corte serio y muy agraciado. Sobre el dial encontramos marcas rectangulares a cada hora de un tamaño considerable, que facilita su lectura ante cualquier situación. Y digo ante cualquier situación, ya que se leerá de maravilla incluso en ausencia de luz al contar*con una capa de Superluminova C3. A las 12 tenemos dos marcas como sello distintivo.




A las 3 encontramos un datario de un tamaño suficiente. Tiene una lectura clara, ya que cuenta con dígitos blancos y opino que un tamaño mayor*ensuciaría el diseño de un dial tan sobrio y limpio como el del modelo.







El reloj cuenta con inscripciones por encima y debajo del eje central del dial. En la parte superior podemos leer claramente la marca: LWC Luxmento; mientras que en la inferior nos indica su modelo (NAYLAMP) y su resistencia al agua, que asciende a los envidiables 300m.








El reloj cuenta con tres agujas. Las indicadas para la hora y los minutos tienen un corte sport (blockform) y un segundero cubista con detalles en un intenso naranja. Las tres cuentan con una aplicación de Superluminova C3, como el resto de indicadores del dial.







La parte externa de la esfera cuenta *con un bisel unidireccional con inserto metálico que comparte color con el dial recién comentado. Ese bisel, a parte de una perla a las 12, cuenta con indicadores numéricos cada 10 minutos.







El resto de la caja, por su parte, tiene un cepillado muy fino que esconderá los roces que puedan ir surgiendo a lo largo del tiempo de uso.*Si colocamos lateralmente la caja, veremos su corona a las 3. Se trata de una corona roscada que cuenta con la firma de la casa.







Finalmente, si volteamos el reloj, nos encontramos con una tapa que revela una escena de rescate, con un helicóptero y varios agentes descendiendo de él. Alrededor de tal representación, tenemos todos los datos habituales: su mecanismo, el material de su cristal y su tolerancia al agua.









LAS TRIPAS




Este Luxmento Naylamp cuenta con un interior a la altura del conjunto: se trata de un mecanismo Seiko NH35 de 24 rubís y 21.600 semioscilaciones a la hora. Su reserva de carga asciende hasta las 41 horas, permitiéndonos cambiar a diario de reloj sin tener que pensar en volverlo a poner en marcha. Una maquinaria archiconocida que inspira seguridad, que en el fondo es un punto importante en este aspecto.






LA CORREA.




En esta sección deberemos hablar por separado de la armis maciza que incluye la pieza y, por separado, de la correa de caucho que podemos adquirir por separado o en la versión 300m Lite.




Para empezar, el armis cuenta con un acabado digno de fotografiar. Los eslabones, macizos, se articulan a la perfección con el conjunto de la correa. Por otra parte, cuenta con unos pasadores atornillados, por lo que no es tan accesible poder ajustarlo a tu muñeca sin las herramientas adecuadas. El cierre, por su parte, cuenta con un mecanismo desplegable sin contar con un enganche de seguridad. Nuevamente, contamos con la firma inscrita en este componente, dejando claro que el reloj cuenta con mimo y dedicación por los cuatro costados.







La correa de caucho, que podemos obtener en solitario o en el modelo 300m Lite que han sacado a la venta, también le sienta genial al conjunto. Se trata de una correa con dos hendiduras longitudinales y un cierre de acero firmado por Luxmento con una inscripción ligeramente pequeña. La rigidez de la correa es muy agradable, tomando la forma de nuestra muñeca al instante. Un perfecto complemento para el verano que le ofrece al conjunto un extra de aventurero y robusto, dejando el armis para situaciones, si se desea, más calmadas y menos arriesgadas.









EN LA MUÑECA


Luxmento ha creado un catálogo de relojes todo terreno que tienen cabida en innumerables colecciones. Se trata de relojes robustos, con acabados excepcionales y que visten bien. Sin ir más lejos, el Naylamp 300m que hoy nos ocupa, se trata de un reloj que viste mucho, pero que no llorará si lo maltratamos en nuestros días más ajetreados de trabajo. Pocos pueden contar con esa ambivalencia y, mucho menos, si buscamos en nuestro país.





En la muñeca tiene unas asas muy cómodas que se adaptan fácilmente a la anatomía. El armis, aun siendo macizo, se nota liviano y de una calidad que no deja lugar a reproches. Por su parte, la correa de caucho tiene una rigidez*perfecta para ajustarse a la muñeca, y una suavidad al tacto muy correcta.







Creo que a estas alturas no haría falta hablar del lumeado, pero por si alguien no ha leído el análisis al completo os lo dejo aquí: un trabajo excepcional. Es de sobras conocido como Angelo maneja su pincel al aplicar Superluminova y ahora lo he podido observar con mis propios ojos. Nunca me lo he planteado, pero puede que mande algunas agujas o diales a su servicio de lumeado ya que tiene pulso de cirujano.







PUNTOS POSITIVOS:



  • Los materiales: nos encontramos ante un reloj de materiales excelentes con un precio muy asequible. Pocos usan zafiro y cajas tan bien acabadas por ese precio.
  • La presentación: abrir la caja es una aventura de principio a fin. Denota la pasión por lo extremo y lo salvaje, y el contenido no puede ser menos que gratificante.
  • Mecanismo reconocido: las tripas Seiko NH35 aseguran precisión y tranquilidad.
  • La polivalencia del dial: se trata de un diver con un dial que inspira seriedad, aunque el conjunto sea apto para todo tipo de situaciones más y menos informales.
  • Superluminova C3: ¿lo había dicho ya? Ah, disculpad.




PUNTOS NEGATIVOS:



  • Los tornillos del armis: no es fácil poder ajustarlo en casa sin las herramientas adecuadas, aunque asegure una sujeción a prueba de terremotos.
  • La ausencia de dial radioactivo en la gama 300m: es una queja subjetiva, pero si me leen me encantaría que lo supieran. Conociendo el nivel de lumen que gastan, sería un aditivo muy suculento poder gozar con un dial como el que podemos conseguir en el Rescue PVD.