Hola a todos nuevamente.
Yo sigo sosteniendo que el problema más grave que tenemos y compartimos es un problema en la educación.
Si alguien duda de esto, y supone que la reparación de un reloj monumental ayuda, no se equivoca, pero no se resuelva el problema de fondo. Y eso me preocupa más.
Insisto en esta postura, y disculpen si resulta cargoso, porque hoy he encontrado una nota realizada por el Diario Clarin, el de mayor circulación en Argentina, que nos muestra el estado de situación de hace tres años.
Sin duda alguna, el estado actual es tres años peor, no se si soy claro.

Aqui la nota:

http://www.clarin.com/diario/2007/05...ad/h-03615.htm

Quizás esto nos permita seguir reflexionando sobre la valoración ( o mejor dicho, la falta de ella ) le dan a los relojes monumentales mucha gente, diríase que la gran mayoría.
Y lamentablemente, pareciera que no se trata de falta de ilustración.....los que lena atentamente sabrán a que me refiero.
Por eso me parece importante el accionar en estas dos direcciones de manera simultanea. Una es reparar los relojes que se propongan y la otra es educar - comenzando por los niños - haciéndolos valorar nuestro patrimonio.

Un saludo cordial desde Buenos Aires.

Ricardo Reler