Página 1 de 15 1234567891011 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 145

Hilo: Vergüenza de libro ENCICLOPEDIA DEL RELOJ DE BOLSILLO - Relojes de bolsillo

  1. #1
    Avatar de cronopios
    cronopios está desconectado Milpostista

    User Info Menu

    Vergüenza de libro ENCICLOPEDIA DEL RELOJ DE BOLSILLO

    Buenas noches compañeros. Quería compartir con vosotros la carta que le mande al señor Barquero fruto de mi indignación al leer su bodrio de libro ENCICLOPEDIA DEL RELOJ DE BOLSILLO.

    Señor José Daniel Barquero Cabrero le escribo como lector incauto y luego indignado de su libro. Y sobre todo al pensar que pague los 85 € por este desastroso libro.

    En la primera página de libro hace mención, a que queda prohibido la copia total o parcial de esta obra. ¿Tiene Vd. Autorización escrita del Sr Montañés para copiarlo literalmente párrafos y párrafos, completos, definiciones, incluso paginas etc. y meterlos en su libro como propios, sin hacer mención alguna de su autor, como es costumbre (y posiblemente escrita) en el mundo de las publicaciones? Aunque tuviese el permiso, la honradez profesional debería impedirle copiar tal cantidad de cosas que sonrojan de vergüenza a cualquier que no sea Vd. Sin haber tenido el detalle de abrir un solo paréntesis para citarle como autor de algo (Montañes) que Vd. Hace aparecer como suyo.


    En la segunda página, Contenido del libro entre otras cosas dice, (1) que el lector aprenderá a saber catalogar sus piezas para iniciarse en coleccionismo. (2) Mas de 500 relojes de bolsillo seleccionados en tres distintas colecciones del mundo a través de fotografiar los más interesantes y atractivos modelos del pasado. (3) libro escrito por un Profesor Doctor Honoris Causa, experto en Historiografía relojera.

    (1) desde luego, después de leer el libro, no sé que habrá aprendido el que sepa de relojes (Si lo lee: NADA) pero el principiante que lo lea acabara con un cacao mental de narices, preguntándose si su reloj es de cilindro o de ancora, después de pasar por el centenar de errores que comete Vd. En algo tan esencial y sencillo como es el escape.

    (2) tanto recorrer el mundo para hacer una selección que es una verdadera birria. Amontonar fotos de medio centenar de relojes Roskopf o tipo Roskopf, no es hacer historia. Fotografiar 150 relojes de cilindro franceses que los coleccionistas ni siquiera miramos cuando vamos a un anticuario, no es hacer historia.

    (3) Será Vd. Doctor HORRORIS CAUSA por alguna Universidad perdida. Posiblemente será cierto y será Vd. Diplomado y Licenciado en alguna disciplina (¿Marketing?), pero de eso a presumir de experto en Historiografía relojera, hay un abismo. Desde luego, no creo que sea Vd. Licenciado ni Diplomado por ninguna Universidad de letras, puesto que no sabe escribir: Su redacción no le daría derecho a aprobar ni segundo de primaria. No entiende Vd. de usar puntos, comas, dos puntos, paréntesis… ¡¡Nada!! No tiene idea de cosas tan sencillas como la concordancia del nombre con el adjetivo, del relativo con el antecedente, de los tiempos verbales… Solo sabe copiar, cortar y pegar y traducir por Internet sin mirar luego donde caen los puntos y las comas, ¡CALAMIDAD!. Pero sobre todo, no tiene Vd. ni la más remota idea de relojes, ni de su mecanismo, ni de su historia. Jamás he visto tal cumulo de errores, tal galimatías en la exposición de los temas, tal bazofia gramático-literaria, tal rollo sin sentido. Este libro es algo tan ininteligible e indigestible, que aburre Vd. a las cabras. No he visto nadie tan atrevido como Vd., tan irrespetuoso con el lector como Vd. y tan presuntuoso como Vd.. No se puede escribir un libro sobre una materia que se desconoce; no se puede uno presentar como maestro de un tema del que no tiene ni la más remota idea. ¡Vergüenza!, amigo ; ¡vergüenza y respeto a los lectores que pagaron una elevada cifra por adquirir esta basura!.


    Cuando afirmo que no tiene ni la más remota idea de relojería lo hago con motivos. Hablemos, por ejemplo, de errores en una cosa tan primordial y sencillísima como es el ESCAPE. Si Vd. se equivoca en uno o dos casos al tipificar el escape de un reloj, el fallo puede calificarse de ERROR, pero si se equívoca Vd. casi un centenar de veces al definir este mecanismo, ya no es un error: es la ignorancia más absoluta sobre el tema y una falta de rigor imperdonable. Si señor: comete Vd. UN CIENTO DE ERRORES AL CLASIFICAR LOS ESCAPES. Algunos incluso, por partida doble, pues en el texto dice Vd. que se ve el escape de ancora y al final, dictamina que es de cilindro. Algunos son de verdadero espanto, como calificar un Roskopf como escape de “paletas” o cuando dice de otro que es de “paletas Roskopf”. ¡¡Santo cielo!! El caso más notable es cuando al reloj de Losada que cataloga (págs. 269-277), le atribuye Vd. (al mismo reloj), hasta ¡SEIS TIPOS DE ESCAPE!, algunos compatibles y otros de verdadera risa. SECILLAMENTE PATETICO..

    Enumerare unas cuantas lindezas escritas en este tremendo libro.

    En la página 20 de la Introducción, un amiguete suyo, explica el fenomenal catalogo de relojes que presenta (donde el 99 % de las piezas que incluye están equivocadas, tienen errores de escape, de fecha, de descripción, o incluso de constructor) incluye relojes picarescos de ferroviario. (¡Estos ferroviarios…! ¡Eran unos picaros!). Explica también que contiene relojes de los grandes maestros Breguet, Losada etc. , así como relojes que han sido propiedad de relevantes personalidades. Sirva, esta muestra, para el enriquecimiento cultural de todo (menudo enriquecimiento ¡en idiotas!, después de leer el libro. Más adelante explica como ilustres amigos y familiares le influenciaron para llegar a convertirse en un gran experto, comisario, catalogador, seleccionador, autentificador de relojes, para importantes ferias y anticuarios. (¿Cómo puede llegar un inútil en este tema como Vd. a catalogar, seleccionar, asesorar o autentificar nada?)

    En la pagina 21, se sigue alabando el “magnífico” libro., diciendo que en nuestro país no se ha escrito un libro de relojes de bolsillo y catalogo critico tan completo en los últimos quince años. (Hasta en eso se equivoca: nunca nadie había escrito un libro tan nefasto de relojería en España, y podríamos seguir sin él otros cuantos años más, puesto que no creo que haya nadie capaz de escribir un libro tan malo). Al final de la Introducción en la página 22, se dice de Vd. que “cabe destacar también las visitas a los más importantes museos del mundo y las reuniones con los expertos número uno del sector entre los que destacan Luis Montañes, quien ya sentó cátedra en los años cincuenta en España…” (Al que copia permanentemente, descaradamente, literalmente, páginas y páginas).

    Acabado el primer capítulo y después de una sarta de tonterías y estupideces, termina diciendo en la pagina 35: “Demos paso, pues, a esta cronología histórica, la más amplia y completa jamás recopilada en España hasta nuestros días en un libro sobre relojería, por primera vez en castellano y catalán. (Jamás he visto tanta presunción, tanta pedantería y tanta inutilidad juntas. Solo faltan las fanfarrias y trompetería.

    En la página 67, al final de la columna izquierda, dice Vd. una de las incontables estupideces: “Julien Le Roy era un experto en escapes de ancora dobles, en lo que se centraba su fuerza en base a la ecuación del tiempo…” (¿Un escape de ancora doble? ¿Ha existido alguna vez?. Y si ha existido, ¿que tiene que ver con la ecuación del tiempo?. Y ¿me podría Vd. decir que quiere decir eso de “centraba su fuerza en base a…”?. Más adelante habla del gran maestro ingles Enrique Rally y unos renglones después, lo nombra como Enrique Sully. (¡Que lio!)

    Página 70, final de la columna izquierda dice: “Podemos resumir el funcionamiento del escape de clavijas de la siguiente forma: las paletas que hasta la actualidad eran de rubíes en este caso son sustituidas por clavijas de acero templado. (¡Y un pimiento!) (¡Habrá visto muchos relojes de torre con paletas de rubí!). Lo digo porque el escape de clavijas solo se aplico en relojería fija, no en la relojería portátil como dice.

    Página 71, al final de la columna izquierda, dice: “En el año 1750, el maestro Thomas Mudge crea un escape libre de ancora que se incorpora de inmediato a los relojes de bolsillo; y coetáneamente, el maestro J. Harrison inventa el caracol de forma espiral. Pero ¿qué dice Vd., hombre? ¿¡Que J. Harrison inventa el caracol En 1750!? (¡Tremendo!). Y Vd., que se proclama experto en historia relojera ¿es capaz de afirmar tal estupidez?. Aunque todo el mundo (menos Vd.) sabe de las fechas de esa invención, lea a José Miguel Echevarría en su libro COLECCIONISMO DE RELOJES DE BOLSILLO en el que dice: “…el sistema caracol, que fue probablemente inventado por el increíble Leonardo Da Vinci,… aunque solamente hallemos un dibujo fechable hacia 1490… El “stackfreed” es el sistema que se utiliza en los relojes alemanes, hasta que en 1540 los franceses e italianos empiezan a colocar el cubo-caracol”.

    En la columna derecha de la misma página, dice: “En el año 1751, el maestro Leplant crea un sistema remontuar sin precedentes para el reloj de torre. (¿Un reloj de torre con remontuar? ¡Qué idiotez!.

    Página 74, en el punto 3.7. Estamos en las fechas 1760-1780. Dice: “En el Reino Unido, en el año 1782 (dos años después del periodo que Vd. esta estudiando) se regulan los carruajes de correo dotándolos de relojes, también se regulan los turnos en las fábricas y se empieza a considerar y cobrar por horas de trabajo, así como las salidas de los trenes y otros trasportes públicos. (El problema era que todavía no existía el tren).¡Otra vez Barquero, el historiador!.

    Página 75, al final de la columna izquierda Dice: Jean-Antoine Lepine fue el pionero que anulo el caracol, así como sustituiría la platina superior, incluidos los pilares, por unos prototipos de puentes que permitían ubicar el volante no junto sino encima del mecanismo, pudiendo producir así relojes mas planos. (¡Pues no!: Justo al contrario). (¡Narices!, ¡no da una!).

    Página 83, al final de la columna derecha, dice: “El maestro relojero Lepine en el año 1775, en sus relojes de bolsillo de reputada fama y gran aceptación comercial, decide sustituir el cono. Este es un cuerpo dispuesto de una recta móvil en el espacio, la cual se apoya en una curva y punto fijo, pero está situada en un plano distinto; existen: cono recto, cono truncado o tronco de cono, y la platina superior, pequeña plancha metálica que soporta los puentes y el resto de los órganos de la maquina”. ¿De qué habla? ¿De que cono o de qué… habla Vd.?. No consigo saberlo, después de haber leído seis veces este párrafo. ¿Cómo es Vd. capaz de publicar semejante BAZOFIA que nadie es capaz de entender?

    Página 88. Dice Vd.: “destacan tres grandes nombres de la relojería moianesa; Josep Santesteve…” Mas adelante, cita a Josep Senesteve y luego lo nombra como Josep Senesteva. (¡Seguro que, con alguno de los tres nombres, acierta!).

    Página 108,
    al principio de la columna, dice:”…y dado que el mejor escape considerado fue el de gatillo, veamos por qué, ya que consistía en una pieza que sirve para accionar otra; y que en ciertos cronógrafos, por tanto, es el órgano que accionaria para hacerlos funcionar. ¡Qué claridad! A partir de esta explicación, cualquier aficionado, puede saber con precisión, como funcionaba este tipo de escape: “Una pieza que sirve para accionar otra” y ¡ese es el escape de gatillo!. Y ¿qué narices tiene que ver los cronógrafos aquí y el modo de hacerlos funcionar? ¡PATÉTICO!.

    Páginas 108/109. Dice: “El maestro relojero ginebrino Antonio Tava, en 1805, realiza una colección en un alarde de complejidad de doce escapes de todo tipo creados por él y presentado a la sociedad”. Me pregunto: ¿Creó Antonio Tava doce tipos de escape y nadie ha oído hablar de él y no lo conoce ni el Tato?. Hay quien se hizo famoso por solo inventar un escape. El autor del libro no tiene ni zorra idea de la mayoría de las cosas sobre las que escribe pero conoce él solo a un maestro relojero que invento doce escapes.

    Después de noventa páginas de chorradas, de errores y texto soporífero, donde no se libra ni Roskopf (Vd. pone ROSCOPF en la pág. 165), llegamos a la página 199, final de la columna izquierda, donde nos ilustra diciendo: “Este sistema, que vemos en el dibujo, consistía en un barrilete sin dientes, con el muelle real en su interior enganchado al árbol de cubo, en el que se aprecia la parte cuadrada para insertar la llave de dar cuerda. Le aclararé, para que Vd. lo sepa, Sr. Barquero que ese cuadrado no es el de dar cuerda al reloj: Se le da cuerda por el cuadrado del caracol. El cuadrado del barrilete solo es de retención, mediante un trinquete fijo (bajo la esfera, normalmente).

    Página 200
    , dice: que los despertadores son sonerías. En la pagina 201, lo mismo escribe tourbillón que turbillón con escape de gatillo. ¡Ahora vas y lo cascas!

    Página 202, final de la columna izquierda dice: El sistema de remontuar o dar cuerda al reloj de bolsillo fue una complicación. ¡Si! ¡Una complicación rara y apreciada! ¡MANDA HUEVOS!

    Página 205,
    EL CRONÓMETRO. Cronometro de a bordo: es un reloj de gran tamaño, llamado también reloj de torpedero. (Interesante: ¡solo los torpederos lo llevaban!). Cronometro de marina: en este caso, es un aparato horario de gran tamaño encerrado en una caja de madera, provisto de una suspensión cardán y utilizado en alta mar para determinar la longitud geográfica. Le aclararé, para ser exactos, que el reloj no determina la longitud geográfica. Solo determina la hora con toda la exactitud que su mecanismo permita; con esa hora más o menos exacta el capitán determinará la longitud geográfica. Continúa Vd. definiendo Cronometro de observatorio: el que ha obtenido un boletín oficial de marcha de un observatorio. ¡No! Es el que se usa en un observatorio y, normalmente, nadie lo certificaba.

    Página 207, columna derecha dice: Puentes ingleses: Estos puentes se caracterizan por un talón bastante grande y con gran amplitud. (Podría decir que se sujetan con un solo tornillo ¡Sería más claro!). También en la pagina 207, columna derecha: “1650, los puentes ingleses se caracterizaban por estar muy llenos y tener una ventana con leyenda”. (Llenos ¿de que?. Me gustaría también ver un puente de “ ventana con leyenda). Sigue Vd. “1750. Se transforman y se montan los puentecillos “coquerets” con una piedra en el centro y cristal alrededor. (Eso ya no es “coqueret”: es ya un contrapivote simplemente, aunque no está claro lo del “cristal alrededor“). Continuemos en la página “Puentes holandeses: En los puentes de construcción holandesa, las orejas de sujeción del puente llegan casi hasta el borde de la platina, por tanto, son mucho más grandes que las construidas por ingleses y franceses. (Los ingleses no construyen puentes con “orejas”: los construyen con un solo pie).

    Página 217,
    final de la columna izquierda dice: Lepine: Se llamó así y el término está aún en uso, aunque ahora más restringido por el declive del reloj de bolsillo, al calibre de poco grueso y de una sola tapa, en recuerdo del relojero francés Jean Antonie LEPINE (1720- 1814), que fue el primero en suprimir el caracol en los relojes de uso personal, a la vez que sustituyó la platina posterior por puentes independientes, lo que permitió reducir considerablemente el espesor del reloj. En estos relojes se mantiene, naturalmente, el colgante sobre las XII. En la relojería inglesa, tan aferrada a sus tradiciones, la permanencia del caracol se prolongaría durante casi cien años más, por lo que la aplicación de este término a ella sería imprecisa, cuando no impropia. (Copia Vd. las 10 líneas de Montañés, pero no aprende nada, puesto que luego en el “Catalogo Critico” de este libro, pagina 282 a 297, califica como “Lepin” varios relojes con caracol, ingleses franceses y suizos, desobedeciendo e ignorando lo que dice Montañes, cuando, hablando de los relojes con caracol le dice “que la aplicación de este término sería imprecisa, cuando no impropia”. Ya que utiliza a Montañés, ¡a ver si aprende Vd. algo de él!

    Página 218, en la
    columna derecha, al final, dice: “en los primeros tiempos de la relojería de bolsillo estos no se firmaban, ya que fueron trabajos artesanales, incluso de agricultores suizos que compaginaban el campo con la manufactura”. (¿Los agricultores suizos haciendo relojes de bolsillo?.¡Anda ya! ¡Y los pastores hacían catedrales!).

    Página 221, en
    columna izquierda, al final, dice: “Mientras que en los relojes saboneta al disponer de tapa protectora no hace falta que el cristal sea tan grueso y son más finos, pudiendo ser mas convexos”. (¡Sera justo al contrario!: ¡menos convexos!) . Y continúa Vd.: “por lo que, por lo general, irán desprovistos de bisel” (¿Y cómo se sostiene el cristal? ¿Con silicona?). Termina Vd.:“Y serán algo mas traslucidos al ser más finos, pero siendo más frágiles”. Le pregunto yo: ¿Sabe Vd. lo que significa “translúcido”?. Creo que no. Los cristales de los relojes son siempre “transparentes” y nunca “translúcidos”. Busque Vd. “translúcido” en el diccionario de la RAE y se enterará.

    Página 229, columna izquierda, al final, dice: “El sistema <<remontuar>> es una palabra francesa que en castellano traducimos por: <<DAR CUERDA AL RELOJ>>, para ser precisos con su significado independiente del tipo de reloj, si se trata de cuerda a corona o a llave. (¡No señor! Remontoir es el sistema de dar cuerda por la corona, aparte del sistema de dar cuerda a llave. (“Dar cuerda” es “REMONTER” no “REMONTUAR”). Vea Vd. a Montañés, que le dice claramente “…se aplicó esta palabra, de modo general, al sistema que permitía dar cuerda al reloj por la corona…”.

    Por cierto: ¡Que cansino es Vd.! Entre las páginas 214 y 246, utiliza dos fotos del mismo reloj en TREINTA Y DOS OCASIONES: veintidós por la esfera y diez por la parte trasera. Solo en la página 235 lo repite ¡cinco veces!. Es Vd. muy original.

    Página 241,
    columna derecha al principio dice: “Los casamientos no significa que tengan que ser borrados del mapa, pueden hacerse y estos son recomendables si se dispone de una maquinaria de una marca y modelo determinado y se encarga a un cajista experto una caja de las mismas características que la original, eso es lo que definimos como un casamiento feliz o restauración adecuada, es decir, que las piezas se quieren (y se ha hecho una réplica exacta”. (Esto no son casamiento feliz. Hacer replicas o imitaciones no es un casamiento feliz).

    Página 242,
    columna derecha, al final, dice: “Si bien en las cajas la imaginación es libre y son de oro, plata, níquel, nielo, níquel,(otra vez) y cromo, hierro ferroso, esmalte, concha de tortuga, hueso, y otros, lo más normal que la maquinaria sea de metal ya que aumenta la precisión del reloj. (Desconozco qué metal es el hierro ferroso que tanto nombra en este libro. ¿Qué metal es el que aumenta la precisión?).

    Página 244,
    7.4.24 Escape, dice: ESCAPE. Nos permite conocer la fecha de construcción, lo cual nos facilita la datación histórica en base al escape y maquinaria, así como de cuantos detalles observamos. En esta ocasión, es visible el escape por la parte anterior, pero por lo general, es visible por la posterior. (¡Muy ilustrativo! pone una foto ¡en la que no se ve el escape!. Le puso cariño al crear este libro, ¡cuidó todos los detalles!).

    Página 250,
    dice: “Pasemos pues, sin más preámbulo, y tras lo aprendido, en estos veinticinco temas, (el aficionado no aprendió nada (o lo que es peor: está hecho un lio), y el que sabia, está indignado) a lo que nos ocupa: la catalogación en sí de dos piezas, una de un reloj de escape áncora o disparador a regulación tourbillón, encargado por unos reputados anticuarios. (Seria el único encargo que le hicieron) y la otra de un reloj a escape de cilindro en base al cronometro a detente de Earnshaw, del insigne Losada, encargado por una importante saga de de anticuarios. (El escape de ancora ¿se llama también disparador? ¡Vale! ¿El tourbillón es un sistema de regulación? ¡Vale! Ya empezamos. ¡Veremos después lo que es un escape!)

    Página 255,
    al final de la columna izquierda dice: “En este punto introductorio es cuando explicamos a nuestro cliente, para situarlo, las diferencias entre estos escapes de ancora a disparador a Tourbillón o a Tourbillón-Carrusel. (Por más que busco no se cual es el ancora a disparador ni el ancora disparador a tourbillón, pero si se que el tourbillón no es un escape ni el carrusel tampoco). Más adelante en la misma página Breguet tampoco se escapa de errores (Breget, pone Vd.).

    Página 257,
    mitad de la columna izquierda dice: “Por lo que esto hace que nos preguntemos, realmente, ¿Qué es un tourbillón? << Un invento importante por lo cual el objeto final es el de corregir y compensar al máximo los efectos de la atracción terrestre y dar la hora lo más exacta posible>> (Definición del autor puesto que nadie habla de corregir los efectos de la atracción terrestre: solo él. ¡Magistral hombre!) Mas adelante cita la definición que hace G.A. Berner en su diccionario: “Dispositivo imaginado por Breguet en 1801 para anular las desviaciones de marcha en las posiciones verticales”. Continúa mas adelante diciendo: “Estos mecanismos torbellino-carrusel y torbellino, no son escapes. En vez de decir a escape de torbellino, como se hace a menudo, más valdría hablar de un torbellino a ancora o disparador”. (El Sr. Barquero no aprende pues, más adelante, continua hablando de la atracción terrestre y escape tourbillón.

    De la pagina 258 a la 265
    no deja de decir “sistema de regulación escape tourbillón.(¡¡EL TOURBILLON NO ES UN ESCAPE!!)Página 269. En el capitulo IX, “CATALOGACIÓN OFICIAL DE UN RELOJ DE BOLSILLO DE ESCAPE DUPLEX DE AUTORIA CORRESPONDIENTE AL IMPORTANTE MAESTRO RELOJERO ESPAÑOL D. JOSE RODRÍGUEZ DE LOSADA, se hace un lio al decir que fue relojero de Cámara de Sus Majestades el rey… (diciendo SSMM) (El Rey, ¿son Sus Majestades?) “de la Armada Militar Española…” (¿Hay que aclarar que la Armada Española es Militar?)

    Luego, la catalogación es catastrófica y para morirse de risa:
    En la segunda columna al principio empieza a inventar escapes “… el escape elegido por Losada para este modelo, a cilindro de rueda dúplex”.

    Página 271, al principio de la primera columna dice: Este insigne relojero Español, nació en 1797 en Iruela… … y fallecerá en Londres en 1870, a los 83 años de edad. (1870 – 1797 = 73, y no 83) A ver si aprende a restar.

    9.4. Datación histórica en el apartado donde hace mención a los punzones acreditativos dice: Aparece también el 18 coronado (véase foto nº 6), cumpliendo con la ley del oro de la época y una de las dos <<a>> (véase foto nº 3) que corresponde a esta pieza y fecha, que indicaba que fue construida de 30 de mayo a 30 de mayo del siguiente año. (¿De qué año?) Por lo que este reloj de Losada es del año 1856, (No dice por qué es de 1856) (La “a” no es característica de Losada. Es característica o indicadora del año de construcción de la Caja: 1856)

    Me gustaría encontrar un reloj tan raro como este con multitud de escapes

    1) Escape dúplex (en tres lugares pagina 269 y 276)
    2) Detente tipo EARNSHAW (273)
    3) Escape de cronometro (273)
    4) Escape de cilindro, tipo EARNSHAW(cronometro a detente) (273)
    5)
    Escape de cilindro, tipo Grahan (273)
    6) Cilindro de rueda Dúplex (269)

    ¿Cómo puede decir tanta burrada y tanta idiotez?. Solo si tiene un desconocimiento total de relojería, de historia relojera de oficio relojero y de vergüenza profesional para opinar sobre lo que no tiene la más remota idea. ¡¡¡Que basura de informe o catalogación oficial!!! ¡Quedarían contentos los que se lo encargaron, sin saber qué tipo de escape tenía el reloj!

    Concluye el capitulo diciendo en la pagina 277, principio de la columna izquierda: “
    Toda la declaración contenida en esta catalogación del reloj de bolsillo, autoría correspondiente a Losada, ha sido realizada por José Daniel Barquero, que es experto en catalogación relojera de bolsillo y relojero profesional, colegiado en el ilustre Colegio Oficial de Relojeros de Cataluña con el numero 3.188, así como miembro del Comité de Expertos de Selección y Admisión de piezas del Salón de Anticuarios de Barcelona”. DE RISA, SI NO FUERA PARA LLORAR.

    CATÁLOGO CRÍTICO DE RELOJES DE BOLSILLO

    Prácticamente todos los relojes tienen errores (ALGUNOS DE ELLOS, MUCHÍSIMOS), por lo que comentaré solo los más llamativos, para no hacer el tema demasiado largo y penoso.
    Página 282,
    RELOJ LEPINE LONDRES, AÑO CIRCA 1740. En la página 217 dice:” En la relojería inglesa, tan aferrada a sus tradiciones, la permanencia del caracol se prolongaría durante casi cien años más, por lo que la aplicación de este término a ella sería imprecisa, cuando no impropia”. (Se nota que la frase es de Montañés y no aprende nada pues en todos los relojes con escape de paletas y con rueda caracol les denomina Lepine). Hablando de la caja dice: Esta caja esta bajo la influencia inglesa (Bajo la influencia inglesa estarían las colonias, pero si el reloj es ingles, lo normal es que esté “bajo la influencia inglesa). Luego, hablando de la maquina dice: “…estando el conqueret decorado profusamente…” (Será la galluza la que está decorada pues en este reloj no existe el COQUERET). Observe Vd., Sr Barquero, que se dice COQUERET y no “conqueret” como Vd. repite en múltiples ocasiones.

    Página 285, RELOJ LEPINE. LONDRES AÑO CIRCA 1750 Dice: “TIPO DE CUERDA: Remontuar a corona”. (¿¡Dónde está la corona, Dios mío!?. Y el reloj que se presenta, no es tampoco de 1750: como muy cercano, será de después de 1800)

    Página 287, RELOJ LEPINE CHARLES PHTTE PIGUET, GINEBRA, AÑO CIRCA 1765 (En esta descripción se vuelve uno verdaderamente loco, en un lugar dice que es de 1795 en otro 1760, que la bocallave da acceso a la toma de cuerda ¡y a la maquinaria!, que se da cuerda a la sonería… ¡tremendo!)

    Página 292, RELOJ LEPINE, INGLES, AÑO CIRCA 1802 ESMALTES (En este reloj inventa un nuevo tipo de dar cuerda, cansado de la estupidez de” remontuar a llave”) y nos dice: “TIPO DE CUERDA: Montura a llave”. “ESCAPE: Catalina” (Se ve, claramente, que es de ancora inglesa).

    Página 294. En los dos relojes que aparecen, está equivocado el tipo de escape: dice cilindro y son de ANCORA. En uno, no hay foto posterior pero da igual, porque son idénticos.

    Página 296. En los dos relojes que describe repite dos veces el mismo texto y equivoca el escape, al menos en el primero que es, sin duda, de ancora lateral. No se ve en el segundo.

    Página 297, en el último reloj equivoca elmaterial de construcción de la caja y el escape. Se ve dorado en la foto.



    Página 298,
    RELOJ LEPINE, AÑO 1830 (Lo dudo) dice: Reloj complicado por disponer de una maquina muy plana en oro de 18 kilates. La tapa anterior dispone de bisel en oro grabado con cristal encastado. (Seguramente, el cristal, será de buena “casta”. ¡Qué ignorancia!)

    Página 301,
    RELOJ LEPINE. HOLES JEWELLED, INGLATERRA AÑO CIRCA 1830. CONSTUCTOR Y MATERIAL: Manufactura inglesa para joyeros (Holes Jewelled) número de serie 13626. No tiene Vd. ni idea de nada (no pude evitar echarme unas risas): “HOLES JEWELLED” no es el constructor del reloj ni la marca, ni para quien se hizo. “HOLES JEWELLED”, en ingles, claro está, quiere decir literalmente “agujero enjoyado” que no es otra cosa que los RUBIES, los clásicos de toda la vida en los pivotes de los ejes).

    Página 302. Dice Vd.: “
    RELOJ SABONETA. ROBERT J. L., SUIZA, AÑO CIRCA 1830. Maestro relojero suizo de Ginebra, Robert J.L., especializado en relojes que estaban dotados de escape de cilindro y por lo general, en caja de oro, ya que dada su reputación, su clientela fue bastante selecta. ESCAPE: cilindro.” (Por eso hace este de la foto, con escape de ancora, ¡porque estaba especializado en escapes de cilindro! Después de leer en el guardapolvo y ponerlo en la descripción “Echappement a Ancre”, nos encasqueta que es de cilindro. ¡Qué forma de hacer el ridículo!.

    Página 303, RLELOJ LEPINE, BREGUET ET FILS, PARIS, AÑO CIRCA 1780 (“Breguet et fils” se funda en 1820 luego, si esta marcado “et fils” no se puede decir que es de Breguet, a secas y encima de la 1ª época: 1780, cuarenta años antes de fundarse la razón comercial “Breguet et fils). Otro detalle: En Francia no se pagaba en libras.

    Página 309. Comete error, pues el escape no es Dúplex: es ancora.

    Página 310, RELOJ LEPINE, INGLATERRA, AÑO CIRCA 1825. CONSTRUCTOR: Reloj de caballero, catalina de escape, de áncora inglesa. Y más adelante dice: la maquinaria es en latón dorado, el escape es catalina. Y al final concluye diciendo: ESCAPE: Escape de áncora ingles. ¿En qué quedamos, Sr. Barquero?¿Tiene Vd. idea de qué escape tiene el reloj?¿Catalina o áncora?.

    Misma página: “RELOJ LEPINE, HUMPHREY WILLIAMS CARNARVON, CARNARVON, AÑO CIRCA 1820”. Hace lo mismo: primero dice que es de rueda catalina y al final dice que es de escape de áncora ingles. ¡Como estarán aprendiendo los principiantes al leer este libro!.

    Página 311, no se aclara si es de c. 1850 o 1822.

    Página 312,
    RELOJ LEPINE JOHN FORREST, LONDRES, AÑO CIRCA 1820. Dice que es escape de cronometro inusual, escape de catalina, cronometro, esfera de cobre convexo, de fabricación circa 1820, de fabricación circa de 1850. (El reloj no es un cronometro, no es de escape cronometro, no es escape de catalina, no es de esfera convexa, no concreta en el año… ¡No da una!).Página 313, RELOJ LEPINE COLLINGWOODS & SON, MIDDLES BROUGH, INGLATERRA, AÑO CIRCA 1825 (Lo dudo) Remontuar por la corona. (¿Donde está la corona?)

    Página 315 RELOJ SABONETA, JOYAUX, SUIZA, AÑO CIRCA 1860 (¿donde está la corona?).Página 318, Segundo reloj de la página, no es cilindro, es áncora.

    Página 319, tercer reloj de la pagina, no es ancora lateral es “Ligne Droite”. Dice que es de plata y luego de NICKEL. (¿?).

    Página 322, RELOJ LEPINE, W. INGHUM, BRIERFIELD, AÑO CIRCA 1865 CRONOGRAFO. (Desde la línea 11 a la 42, es copia LITERAL de Montañés “Relojes DICCIONARIO” página 79 y 80 epígrafe “CRONOGRAFO” ¡Que cara más dura! ¡Ni una cita a Montañés después de copiarlo literalmente! Para luego equivocar el escape. No sabe lo que es este reloj. ¡Estúdielo!.

    Página 301. El segundo reloj fabricado en 1873 siglo XX (¡Bien!)

    Las páginas que pasó sin citar, no es que no tengan errores de escape o de fecha, constructor, etcétera: las paso porque se haría muy larga la lista de burradas.
    Página 331, segundo reloj en un momento dice que tiene dos tapas y en otro tiene tres ¡Tan difícil es contar las tapas!

    Página 340,
    RELOJ LEPINE TIC TAC, FRANCIA, AÑO CIRCA 1875. El sistema es de remontuar a cuerda por la corona. El cambio horario se efectúa a través del pulsador lateral y la corona a las XI. ESCAPE: De paleta (¡El colmo! un sistema Roskopf con escape de paletas) aquí dice que es calibre de puentes y en la página siguiente la misma máquina dice que es de ¾. ¡Misterio!

    Página 341, RELOJ SABONETA TERMA, SUIZA, AÑO 1877 Manufactura suiza ganadora de siete medallas en 1877 como indica la tapa de características. Reloj de caballero en plata de ley sobre dorada, de precisión como indica el guardapolvo o placa de características. (Indique el guardapolvos lo que quiera, este reloj es UNA “CASTAÑA” de la peor calidad. Más adelante dice que es circa de 1875,(Cuando es del S-XX) con esfera de cobre convexo, y calibre redondo a tres cuartos. (Los cuentos y errores de siempre).

    El siguiente reloj: “RELOJ LEPINE ROSKOPF SUIZA AÑO CIRCA 1876 (Sistema Roskopf) la caja es en níquel con botones repujados. La numeración de la esfera convexa es de veinticuatro a veinticuatro en esmalte rojo, la numeración horaria de doce a doce en esmalte dorado. (“Collins”, ¡como se explica!)… el calibre es redondo a puentes, el escape es de cilindro”. Y más adelante Escape: de clavijas. ¿Otra vez un reloj con dos escapes, Sr. Barquero?

    Página 342. “RELOJ LEPINE ROSKOPP, SUIZA AÑO CIRCA 1875. CONSTRUCTOR maestro relojero de la Roskopp Watch Co. Manufactura suiza. Reloj robusto, en níquel y cromo sobredorado.” (¡Toma ya!) (Si es ROSKOPP y no ROSKOPF, debe aclarar que solo es un engaño) (Si es que lo sabe).

    Página 345. “RELOJ LEPINE CRONÓGRAFO, FRANCIA, AÑO CIRCA 1875. ESCAPE: de Cilindro”. (y nos pone una foto donde se aprecia claramente el áncora).

    Página 352. “RELOJ LEPINE “MISTERIOSO” SUIZA, ARMAND SCHWOB & BROTHERS, AÑO CIRCA 1875. Bautizado como “Misterioso” por no conocerse como funciona”. (¡Serás tú el que no lo sabe!) Su funcionamiento es como sigue, el centro está provisto de dos discos trasparentes. Uno esta fijo, los indicadores horarios y el horario y minutero son móviles y giran las manecillas. (¡El funcionamiento queda clarísimo con esas explicaciones!).

    El siguiente de la misma página (“G. WA. Company”), es un reloj tipo Roskopf dice que “dispone de un certificación cronométrica”, ¡Como me gustaría ver esa certificación…!

    Creo que la muestra es suficiente, pues todavía quedan 180 páginas de basura de este “catalogo crítico” y no puedo más con tanta palabrería vana e insustancial vertida en esta estafa de libro.

    Para terminar: Hablemos del GLOSARIO, PAGINAS 569, 570, 571, 572 y 573. Este GLOSARIO esta copiado del DICCIONARIO DE MONTAÑES incluido en su libro “Relojes” de “Diccionarios Anticuaria” (CIPSA EDITORIAL). Como el Sr. Barquero no tiene ni idea de relojes ni de sus mecanismos ni de su historia, copia trozos que, sacados de contexto, resultan incompletos, deslavazados o incluso erróneos por omisión, ya que, a veces, copia lo accesorio y no lo esencial, dada la ignorancia supina que tiene del tema. Pero como tampoco sabe copiar se equivoca con frecuencia en la manera de hacerlo.

    Espero que este trabajo sirva para que alguien no pierda su tiempo y su dinero en este timo que es esta Enciclopedia del Reloj de Bolsillo.
    Jose Sánchez (cronopios)
    Última edición por cronopios; 28-dic-2019 a las 09:40

  2. #2
    DRINFEAL está desconectado Baneado

    User Info Menu

    Pues ya ha servido para que yo no pierda ni mi tiempo ni mi dinero.
    Lo quise comprar pensando que sería util en mi iniciación en el mundillo pero por suerte no lo tenían.
    Luego lo empeze a consultar en el apartado de libros de google donde puedes ver cierto número de páginas y me invadió la sensación de que era muy poco util para iniciarme. Menos mal que existe este foro y sus miembros que tanto ayudan a los novatos y nos hacen querer seguir adquiriendo conocimientos y piezas.
    El dinero que me costaría susodicho libro lo emplearé bien a gusto en adquirir el siguiente reloj para la colección o en algun libro que me podáis recomendar que sea realmente util. Gracias.
    Última edición por Goldoff; 14-mar-2016 a las 22:56

  3. #3

    User Info Menu

    Al final del libro habla sobre los últimos modelos de Casio con altímetro, brújula y barómetro? Explica los
    futuros relojes que venderán Apple y Google que incorporarán de todo (radio, tv, control mental, etc)?

  4. #4
    Avatar de cronopios
    cronopios está desconectado Milpostista

    User Info Menu

    Corregido
    Última edición por cronopios; 23-abr-2014 a las 13:52

  5. #5
    Avatar de cronopios
    cronopios está desconectado Milpostista

    User Info Menu

    Texto corregido
    Última edición por tantdetemps; 10-jun-2016 a las 23:21

  6. #6
    Avatar de cronopios
    cronopios está desconectado Milpostista

    User Info Menu

    Pues compañero encontrar libros en español es difícil pues casi todos están descatalogados,solo puedes encontrar con suerte en librerías de segunda mano. Todos los de Montañés, J.M. Echevarría etcétera. Mañana te are una lista ahora me voy a dormir, puesme duale la cabeza, después de estar un arto corrigiendo el testo, luego no me dejaguardarlo.
    Última edición por cronopios; 19-ene-2014 a las 19:32

  7. #7
    Avatar de relojano
    relojano está desconectado Milpostista

    User Info Menu

    Al poco de salir pude ver el libro (el el corte inglés) y realmente quedé espantado, tanto que pese a mi "CRI" sobre libros de relojes no lo compré.
    Los errores en la descripción de los relojes son facilmente detectables, lo que no percibí fué la copia de textos del Sr. Montañés, lo cual me parece del todo inadmisible.
    Gracias por tu completa revisión del libro, un exaustivo trabajo que pone en evidencia y descalifica, como corresponde, al autor.
    O que non chora non mama.

  8. #8
    Jaime Salcedo está desconectado In memoriam

    User Info Menu

    ¡Zambomba! Gracias, Jesús García y José Sánchez, por esta reseña tan útil y oportuna. Del mismo autor compré el año pasado Todo sobre los relojes de bolsillo, que apenas hojeé (lo dejé para cuando supiera algo, porque no entendía nada, de manera que me dediqué al manual de relojería del Servicio Nacional de Aprendizaje, y al History and Design of the Roskopf Watch,1914, de Buffat, para entender algo) y tenía en mente comprar la Enciclopedia. Me libro de un libro que agregaría ignorancia a mi ignorancia. Y estoy advertido: de Todo..., nada.

    Jaime

  9. #9
    Avatar de cronopios
    cronopios está desconectado Milpostista

    User Info Menu

    Por fin
    Última edición por cronopios; 23-abr-2014 a las 13:54

  10. #10
    Jaime Salcedo está desconectado In memoriam

    User Info Menu

    No hay nada que disculpar. Por el contrario, mucho que agradecer. Suele ocurrir que se afecte el formato al pasar de un texto de archivo a un mensaje. Yo lo leí todo sin problema (he tenido que leer textos más difíciles de descifrar, del siglo XVI, con encadenamientos inverosímiles de palabras).

    Lo guardaré en mi computador, si no tenéis objeción.
    Última edición por Jaime Salcedo; 25-mar-2013 a las 12:23

Página 1 de 15 1234567891011 ... ÚltimoÚltimo