Pues bien, compañeros; luego de un mes (y un poco mas) fisgoneando como un autentico voyeur entre todos los hilos creados, creo que ha llegado la hora de que me presente, y cuente como es que los relojes llegaron a mi, .
Mi nombre es Henry, soy de Lima pero vivo en Madrid. La verdad es que hasta hace poco siempre fui reacio a llevar reloj porque consideraba que con el del móvil era suficiente, pero (he aquí el desenlace) en un reciente viaje que hice a los Buenos Aires vi en una vitrina el reloj que siempre vi usar a mi señor abuelo, y llegaron a mi mil recuerdos al verlo, y recordar (como el mismo me dijo) los mas de 15 años que le acompañaba (suelto una lagrima porque se que le queda poco, y así es la vida).
Se preguntaran que reloj es ese, pues el mítico Casio F91W, que mi señora esposa me regalo en ese mismo momento. Creo que ese fue el punto de inflexión en mi, caballeros.
Al volver a Lima y hablar con mi padre, me recordó que en su momento, también colecciono diversos relojes, y que por motivos ajenos se tuvo que despegar de sus joyas, que pensó en dejar como herencia. Tuvo entre ellos un Citizen Bullhead (que pienso buscar,comprar y regalárselo en su cumpleaños, no veáis que cara se le va a quedar ), otro Citizen del cual no recuerdo el modelo pero si que era automático y un seiko 5.
Actualmente, siguiendo vuestros consejos he adquirido un Seiko 5 Militar (aparte del Casio F91W), que me da un gusto llevarlo al ser mi primer automático, y esta en planes como regalo un Orient Mako (por que lo que he leido parece ser que no me defraudara), luego un Flieger (que no se salga de presupuesto), algunos vintages, etc.
Lamento el ladrillo, compañeros, pero es que tenia muchas ganas de escribir.

Saludos cordiales.