Hola a todos:

Sólo soy un aficionado que se para constantemente delante de las relojerias. Sobre todo en una que hay en la Calle Martinez Campos ya que tiene modelos raros.

Pienso que el reloj, como los coches, es una fusión de mecánica y de belleza cuyo resultado final muestra las diferentes formas de sentir el mundo.

Con ellos me sucede lo mismo que con las mujeres: me gustan casi tod@s.

Saludos