Saludos a todos los cofrades.
Descubierto este excelente foro hace poco, no he podido resistir registrarme. Tan entusiasmado estaba leyendo lo que en él se escribe, que ni se me ha ocurrido pasearme por las normas, y tan alocadamente como mi nick indica, me he tirado a la piscina de una compra.
Al llegar al fondo, ¡ resultó que no había agua!. ¡Vaya trastazo!: envío mensaje interesándome por un reloj, tras mensaje interesándome por el reloj, tras mensaje interesándome... Sin respuesta.
Menos mal que ha venido a rescatarme un amable forero, indicándome que es conveniente leer las normas y aplicarlas, para ser definitivamente acogido.
Ello me ha servido de acicate para vencer mi natural resistencia a la escritura, con tal de abandonar mi elemental desconocimiento de la relojería.
Así que empiezo por este saluda de incorporación, esperando vuestra benevolencia para con los futuros comentarios que pueda hacer, que serán, seguro, fruto de mi ignorancia sobre los asuntos relojiles.
Aunque me asalta un temor... Lo que no sé es cuanto voy a tardar en que se me ocurran quince comentarios, dada mi nula ilustración en estos temas, y escribir por escribir, no me parece serio por mi parte.
Enfin, mientras tanto seguiré comprando por el Internete. Apesar de que tiene más peligro que un aprendiz de relojero con Parkinson.
Para terminar, y atendiendo a las sugerencias del foro sobre qué contar en las presentaciones, os diré que tengo 15 relojillos de pulsera "mú majos".
Buque insignia: Rolex Oyster perpetual Date. Navíos de flanqueo: Breitling chrono con reloj auxiliar de segundo huso horario, Breitling chronometre Aerospace, y Omega Constellation.
Los demás: un Mercedes- Benz collection, seis Seikos y tres Casios.
Sí, ya sé, ¡vaya una cosa! Pero ya os había dado a entender que lo mío es de principiantes.
Ah, y se me olvidaba... tambien tengo un Rolex falso (Oyster perpetual submariner 300m superlative chronometer), de esos que vendían en Nueva York por 50 dolarines hace unos años, ¡y que es el que mejor funciona!
¡Que no, que no, que es broma!¡Que no funfuna!
Perdón, perdón, pido perdón humildemente, ¡pero era una tentación taaaan agradableeee..., que no he podido resistirla!
Saludos cordiales.
Mad watcher.