Gracias a todos por el recibimiento !!!
Bueno, veo que la anécdota de la boda y el reloj os ha parecido curiosa.
La explicación es simple:
1- Obviamente me gustan muchisimo más los relojes que los anillos.
2- OJO!! PUEDE HERIR SUSCEPTIBILIDADES.
Cuando tenia unos 18 años hice un curso de socorrista de la Cruz Roja. El tema del dia eran las hemorragias internas de los accidentados. La instructora nos dijo: os voy a poner una diapositiva y a partir de ahora siempre recordaréis porqué hay que quitar siempre los anillos a los accidentados que puedan tener hemorragias internas. Y puso la susodicha diapositiva.... Y vaya si me acuerdo aún...
De esto hace más de veinte años y aún tengo la cara de susto.
No sabía que un dedo podía explotar de ése modo...

Total, que nunca me han gustado los anillos.

Saludos