Pues simplemente saludaros a todos los que os mueve el apasionante mundo de las plumas estilográficas y de los relojes, aficciones caras pero lo que nos aportan hacen que el precio quede en un segundo plano.

SALUDOS.