Hola a todos! Desde Valladolid al mundo. Llevo varios años leyendo intermitentemente el foro; muchas aficiones y poco tiempo... Tocaba presentarse.

Lamentablemente, no soy de esos que hereda un Patek de su padre; mi primer reloj comprado por mi es un humilde Citizen. Pero ya me fijaba en los reflejos del dial, y me costaba decidirme. Luego, escalando muy lentamente. Un Avionica (mi primer ETA), un Porsche Design Flat Six. Un capricho en un viaje a Japón: Un Citizen Adorex de los '60 que me encuentro en una tienda de segunda mano... Funcionando perfectamente (Bueno, perfectamente no, claro...=)

Ahora? He mirado Longines... Algún Omega, Cartier, IWC; pero en el rabillo tengo mirándome fijamente el ojo del cíclope de ya-sabéis-que-marca.... Tras el Porsche creo que ya puedo valorarlo en su justa medida... O no, a saber.

El otro día entré en Wempe Madrid y me atendió una señorita... Me bajó toda la ilusión. Horribles modales. Me cortaba al hablar. Pregunto sobre el grosor de dos modelos y me dice "Parecidos, cuestión de milímetros"... Nada disponible. Que "primero me tenía que decidir por un modelo para poder luego sopesar biseles y colores del dial". Miradas de reojo al segurata. No miró la hora o consultó su movil de milagro. Uno que ha sido perfectamente atendido en Tourneau, en Suarez, o en Jack Road ... Alucinando. Literalmente no sabía que decir... No sé. Lo dejo aquí que se supone que esto era una presentación, y parece una confesión.

Mil gracias a todos por escribir en este foro , aprendo muchísimo.
Saludos