Hola!

No tengo reloj . Así es, y no tenía en mente comprarme uno en ningún caso, en ningún futuro, pero me he dado cuenta de que hace falta: el móvil sirve de poco y el tiempo es oro. Estoy muy liado últimamente y me he dado cuenta que las 24 horas del día no me resultan suficientes... tengo que estar pendiente de la hora desde ya.

Espero que no me pique el virus. Afortunadamente no soy de los que se dejan engatusar, no me enamoro fácilmente. Alguno ya se habrá dado cuenta de que soy aficionado al automóvil, pero también lo soy a la música (tanto su escucha como su interpretación y su composición) al fútbol, a la escritura... y no "sufro" el afán del coleccionista en ninguna de mis aficiones. Para que yo compre algo tengo que sentir empatía con el diseñador, tengo que sentir que pensaron en mí, y eso es muy difícil. Todos los detalles son importantes y me cuesta perdonar los inconvenientes... todo o nada. Mis debilidades son la técnica y el arte; el ser humano. Y en un reloj no puede haber más humanidad...

¿Por qué estoy aquí? Quiero un reloj (por ahora...) y más o menos sé qué reloj, pero no puedo negar que no sólo me llama la necesidad, sino que no he podido resistirme a este mundo que encierra tanta pasión en algo tan pequeño. No soy un coleccionista, pero amo el arte.

Un saludo.