Pues aquí teneís un gallego más, me gustan todos los relojes aunque especialmente los japoneses ya sean digitales o analógicos.
Un saludo.