... discretamente, me presento. El día que estreno mi Pan Europ edición limitada. Muchas cabalas, días leyendo, aprendiendo y admirando.

De niño, alucinaba viendo en un escaparate los Speedmaster, no se la razón. Durante años, la pasión permaneció dormida, oculta. Y la habéis resucitado.

Poco a poco... que no está la cosa para excesivas alegrias.

Gracias.