Yo creo que preferiría el sol. Por lo menos te ahorras el disgusto de volver y que haya pasado algo.