El festival mostrará últimas tendencias en música electrónica y de baile | Este año se aprecia un renovado interés por buscar a iconos del mañana1




The Black Madonna.



Juan Manuel Freire & Julian Garcia


MIÉRCOLES, 15 DE JUNIO DEL 2016

Tras flirtear en ediciones recientes con el pop-rock bailable, el Sónar de este año parece en cierto modo un regreso a las raíces y un asentamiento del proyecto inicial: acercar al espectador nuevas tendencias en música electrónica, de baile y alrededores, con énfasis particular en proyectos aún por ser canonizados. Humores, todos: aquí puede uno reconectar neuronas perdidas gracias a proyectos que hacen rimar arte con ciencia o, por otro lado, dejar que sean los pies quienes den las órdenes.
Como de costumbre, el Sónar de Día será amigo de la reflexión, aunque también de DJ sets y directos luminosos en el SonarVillage. Para el Sónar de Noche quedan los conciertos de mayor tirón popular y aparato escénico, al igual que el renovado SonarCar, ahora una especie de club aparte dentro del propio festival, al estilo del soundsystem Despacio de 2ManyDjs y James Murphy, experiencia icónica del Sónar 2014.
HACIA LA FELICIDAD POR EL BAILE

Para señalar los nombres apetecibles del programa harían falta cuatro piezas como esta, así que solo queda escoger algunos y animar, por otro lado, a descubrir otros. Los amantes del house y el techno tienen citas clave como The Black Madonna, DJ activista 'queer' que tratará de diluir el dolor por la tragedia de Orlando a base de 'hits' liberadores; las siete horas de sesión de Laurent Garnier, un clásico del festival (estuvo en la primera edición, cerró la de 20º aniversario), en el nuevo escenario SonarCar, u otros tótems comoKenny Dope, Jackmaster y Kerri Chandler.
El más reciente campo de la bass music (nomenclatura paraguas para estilos de carácter percutivo y marcados por el bajo como grime, dubstep, footwork y jungle) estará representado en Sónar de Noche por nombres impecables como Kode9, Craze y, barriendo para casa, el colectivo de DJs local Trill Squad, quienes calentarán SonarLab el sábado, día 18.

FIEBRE EN LA CALLE

Los amantes de hip hop, R&B y otros géneros de cariz urbano pueden estar satisfechos con el reparto de este año. De entrada, si no fuera por Sónar, difícilmente veríamos actuar en Barcelona a tres iconos del grime (modalidad hip hop británica) como Skepta, cuyo ‘Konnichiwa’ es uno de los mejores discos del año, de cualquier género, su heredero Stormzy, y la exultante representación femenina del género Lady Leshurr.
Además, pasarán por Sónar una figura ascendente del trap comoYung Lean, la estrella del R&B de vanguardia Kelela, esa especie de aspirante a nueva FKA twigs que es Lafawndah, el veterano 'rapper' británico Roots Manuva, el ascendente 'crooner' synth-soul madrileño John Grvy o una artista de pop omnívora (colindante con el hip hop y el R&B) como Santigold, que en un mundo perfecto sería casi tan conocida como Taylor Swift; los 'hits' pop los tiene, como 'Can't get enough of myself'.

PROFUNDA CONCENTRACIÓN

Aunque cueste creerlo desde la distancia, también en Sónar hay actuaciones de quedarse estático, cerrar los ojos y, de vez en cuando, hacer callar a alguien. El festival sigue dejando hueco a sonidos experimentales de alta capacidad sugestiva, como los que se escucharán en el ‘showcase’ del sello Raster-Noton (con Alva Noto, Byetone y Cyclo) o las actuaciones de músicos ambient autóctonos como Lloret Salvatge (uno de los artistas por los que más apuesta el festival), Baelish e Ilia Mayer.

Del menos es más al más es todo: el que abrazarán, desde ópticas diversas,Jean-Michel Jarre con su nuevo espectáculo (el de presentación del díptico ‘Electronica’); ANOHNI con su canción protesta electrónica bajo el signo sonoro del maximalismo, oFlume, joven productor de R&B futurista/electrónica popque apunta hacia la estratosfera en las producciones de ‘Skin’ (2016).
Son tres de las mayores estrellas de un cartel provisto también de ganchos populares como James Blake, Richie Hawtin, Boys Noize y Fatboy Slim, quien protagoniza el tradicional concierto inaugural del jueves, 17, en terreno de Sónar de Noche, solo por invitación