Pues a mí me pasa con eso como con lo de ajustar la hora. Me parece algo relajante y gratificante. ¿Es que no tenéis ni un minuto tranquilo a lo largo del día para ajustar la fecha? Y de paso, toqueteas un poco tu joyita. Otra cosa es que necesites un punzón, como en el JLC, pero eso lo hace aún más agradable...

Saludos.