Otro paso de gigante de Seiko para posicionarse al nivel de Rolex... estos japos son la leche.