Salvo por algun problema economico de fuerza mayor, nunca venderia mi colección.