Yo es que la mayoría de las veces que miro el reloj no es para ver la hora ni la fecha...

Pero si reconozco que soy maniático con lo de poner bien las fechas.