Página 4 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo
Resultados 31 al 40 de 51

Hilo: El Royal Oak y sus competidores - Foro General

  1. #31
    Avatar de asier
    asier está en línea SuperForer@
    Fecha de ingreso
    27-feb-2007
    Ubicación
    getxo
    Mensajes
    3,837

    Predeterminado

    Cita Iniciado por javicampo Ver mensaje
    1972. El nacimiento de una leyenda

    El salón de Basilea de 1972 se caracterizó por el lanzamiento del que estaba llamado a ser uno de los grandes iconos de la relojería contemporánea. Cuando una fría mañana de Abril Audemars Piguet presentó en sociedad el Royal Oak, nadie se lo pudo creer. Demasiado grande, demasiado caro, demasiado ostentoso. Era el primer reloj deportivo de lujo, montado en una complicadísima caja que requería de más de 250 procesos de mecanización para tomar forma, y con un rimbombante nombre que evocaba a un buque de la armada inglesa de las guerras napoleónicas, y a un Rey escondido en un árbol huyendo de las tropas de Cromwell.

    Su creador, Gerald Genta, había tomado como idea las troneras octogonales del buque Royal Oak de la marina inglesa, nombre que recuerda la leyenda del Rey Carlos II de Inglaterra escondido en un roble hueco en su huida del Primer Ministro Cromwell durante la guerra civil de finales del siglo XVII. Su característico bisel octogonal, y los falsos tornillos, en realidad tuercas, no dejaron indiferente a nadie.

    El reloj además tomaba forma con una caja de hombros caídos, unidos al armis por eslabones intermedios en forma de grapas. Una esfera con guilloche de adoquines, e índices y agujas en forma de bastón completaban una imagen rompedora, incluso futurista.

    Por si esto fuera poco, la revolución del cuarzo estaba ya minando la industria relojera suiza, y el Royal Oak nació mecánico, animado por un carísimo calibre desarrollado por la propia AP. Pocos pensaron que aquello fuese a tener éxito. Qué equivocados estaban.

    Era lo que hoy en día conocemos como Royal Oak Jumbo, nombre que nunca ha sido oficial, ni que proviene de Audemars Piguet, como veremos más adelante.




    1976. Llegan los primeros competidores

    En Patek Philipe nadie podía entender como “eso” había triunfado, pero el éxito del Royal Oak era tangible e imparable. Así que pensaron en hacerse con una parte de ese nicho de mercado. En 1973 contratan los servicios de Gerald Genta y en 1975 tienen un primer prototipo, llegando los modelos de serie en el SIHH 1976. Una vez más la fórmula del éxito se repite, caja complicadísima, bisel poligonal, esfera con guilloche e índices y agujas de bastón. El Nautilus ha nacido, y el parecido es innegable.




    En la zona germanófona de Suiza el revuelo era parecido, y en Schaffhausen más aún. IWC quería su parte del pastel, y rebuscando entre sus colecciones dio con la solución. Lanzaría un nuevo Ingenieur, línea a caballo entre lo deportivo y lo clásico que tenía en producción desde mediados de los 60, con una estética parecida a la del Royal Oak. El nuevo modelo se denominó comercialmente Ingenieur Jumbo, origen del mote que reciben todos estos relojes, debido a su tamaño, simplemente descomunal para la época, 39 mm.



    Una vez más, la fórmula se repite, hombros caídos, esfera con guilloche de adoquines, índices y agujas de bastón, y armis integrado en las líneas de la caja unido por secciones intermedias. Presentado en Basilea 76 es el antecesor del IWC Ingenieur de hoy en día.


    1977. Otro más para el club

    Rolex había comenzado los trabajos para el lanzamiento de un nuevo modelo de cuarzo en enero de 1972. Es evidente que el bombazo relojero de aquél año influyó mucho en la estética del que iba a ser la gran primicia de Basilea 1976, el Rolex Oystequartz. Otra vez los rasgos principales se repetían, caja de hombros caídos, armis de secciones intermedias integrado en la caja, y manecillas e índices de bastón, pero muy “Rolex Style” esta vez animado por la que, según muchos expertos, es la mejor máquina de cuarzo de todos los tiempos, el calibre 5035.

    Un Rolex totalmente atípico, ya que además de ser el primer cuarzo de Rolex, y el primer reloj de la casa ginebrina en montar un cristal de zafiro, se saltaba a la torera toda la tradición estética de sus hermanos de línea, los Oyster Perpetual.




    1979. El joyero de la relojería ve futuro en la idea

    Piaget está considerado como el joyero de los relojeros desde siempre. Si alguien tenía derecho a crear un reloj de lujo deportivo, sin duda eran ellos. El Piaget Polo fue presentado en el salón de Basilea de 1979, con un diseño claramente inspirado en el Royal Oak, y que dejaba entrever todo el histrionismo de la década que estaba a punto de empezar. Se convirtió de inmediato en un símbolo de estatus entre las clases adineradas, y a principios de los 80, quien no lucía un Polo en su muñeca no era nadie.




    1993. Audemars Piguet la vuelve a liar

    El salón de Basilea de 1993 volvió a clamar al cielo con la presentación de un nuevo modelo de AP, el Royal Oak Offshore, evolución ultradeportiva del Royal Oak. Una vez más, el tópico de “Demasiado grande, demasiado caro, demasiado ostentoso” resonó por los pasillos, y una vez más sus detractores se equvocaron, y AP volvió a triunfar con un modelo que no debería haberlo hecho.




    1996. Otra gran manufactura se sube al carro

    Audemars Piguet y Patek Philipe habían triunfado con sus modelos deportivos, pero Vacheron Constantin, la otra gran manufactura suiza parecía dormida. Tal vez demasiado rompedores, estos relojes no encajaban con su filosofía. Sin embargo, a principios de los 90 algo debió cambiar. Una vez más Gerald Genta sería el encargado de llevar a cabo el milagro. Y una vez más las líneas maestras se repiten.

    Presentada en Basilea 96, la colección Overseas rompe con todo lo establecido por Vacheron en su historia.




    Y esta es la historia del Royal Oak y sus sucesores. Espero que os haya gustado y que no os hayáis aburrido mucho con el ladrillazo
    Javi magnifico articulo,ahora que estoy de estreno mas contento me pongo;gracias amigo.

  2. #32
    Avatar de asier
    asier está en línea SuperForer@
    Fecha de ingreso
    27-feb-2007
    Ubicación
    getxo
    Mensajes
    3,837

    Predeterminado

    Cita Iniciado por santi Ver mensaje
    Muy buen reportaje Javi y una imagen que acabo de añadir en esenciales sobe como es el diseño de los famosos tornillos "ocultos" del RO



    Un abrazo
    Osea que la parte de arriba es el tornillo y la de abajo la tuerca lo cual quiere decir que el calibre se introduce desde arriba no?

  3. #33
    Avatar de rosset
    rosset está desconectado Forer@ Senior
    Fecha de ingreso
    16-oct-2005
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    950

    Predeterminado

    Bonito articulo, deberías pasarlo a esenciales. Un poquito más de cultura relojera antes de irse a la cama.

    Salu2.

  4. #34
    Avatar de asier
    asier está en línea SuperForer@
    Fecha de ingreso
    27-feb-2007
    Ubicación
    getxo
    Mensajes
    3,837

    Predeterminado

    Cita Iniciado por javicampo Ver mensaje
    1972. El nacimiento de una leyenda

    El salón de Basilea de 1972 se caracterizó por el lanzamiento del que estaba llamado a ser uno de los grandes iconos de la relojería contemporánea. Cuando una fría mañana de Abril Audemars Piguet presentó en sociedad el Royal Oak, nadie se lo pudo creer. Demasiado grande, demasiado caro, demasiado ostentoso. Era el primer reloj deportivo de lujo, montado en una complicadísima caja que requería de más de 250 procesos de mecanización para tomar forma, y con un rimbombante nombre que evocaba a un buque de la armada inglesa de las guerras napoleónicas, y a un Rey escondido en un árbol huyendo de las tropas de Cromwell.

    Su creador, Gerald Genta, había tomado como idea las troneras octogonales del buque Royal Oak de la marina inglesa, nombre que recuerda la leyenda del Rey Carlos II de Inglaterra escondido en un roble hueco en su huida del Primer Ministro Cromwell durante la guerra civil de finales del siglo XVII. Su característico bisel octogonal, y los falsos tornillos, en realidad tuercas, no dejaron indiferente a nadie.

    El reloj además tomaba forma con una caja de hombros caídos, unidos al armis por eslabones intermedios en forma de grapas. Una esfera con guilloche de adoquines, e índices y agujas en forma de bastón completaban una imagen rompedora, incluso futurista.

    Por si esto fuera poco, la revolución del cuarzo estaba ya minando la industria relojera suiza, y el Royal Oak nació mecánico, animado por un carísimo calibre desarrollado por la propia AP. Pocos pensaron que aquello fuese a tener éxito. Qué equivocados estaban.

    Era lo que hoy en día conocemos como Royal Oak Jumbo, nombre que nunca ha sido oficial, ni que proviene de Audemars Piguet, como veremos más adelante.




    1976. Llegan los primeros competidores

    En Patek Philipe nadie podía entender como “eso” había triunfado, pero el éxito del Royal Oak era tangible e imparable. Así que pensaron en hacerse con una parte de ese nicho de mercado. En 1973 contratan los servicios de Gerald Genta y en 1975 tienen un primer prototipo, llegando los modelos de serie en el SIHH 1976. Una vez más la fórmula del éxito se repite, caja complicadísima, bisel poligonal, esfera con guilloche e índices y agujas de bastón. El Nautilus ha nacido, y el parecido es innegable.




    En la zona germanófona de Suiza el revuelo era parecido, y en Schaffhausen más aún. IWC quería su parte del pastel, y rebuscando entre sus colecciones dio con la solución. Lanzaría un nuevo Ingenieur, línea a caballo entre lo deportivo y lo clásico que tenía en producción desde mediados de los 60, con una estética parecida a la del Royal Oak. El nuevo modelo se denominó comercialmente Ingenieur Jumbo, origen del mote que reciben todos estos relojes, debido a su tamaño, simplemente descomunal para la época, 39 mm.



    Una vez más, la fórmula se repite, hombros caídos, esfera con guilloche de adoquines, índices y agujas de bastón, y armis integrado en las líneas de la caja unido por secciones intermedias. Presentado en Basilea 76 es el antecesor del IWC Ingenieur de hoy en día.


    1977. Otro más para el club

    Rolex había comenzado los trabajos para el lanzamiento de un nuevo modelo de cuarzo en enero de 1972. Es evidente que el bombazo relojero de aquél año influyó mucho en la estética del que iba a ser la gran primicia de Basilea 1976, el Rolex Oystequartz. Otra vez los rasgos principales se repetían, caja de hombros caídos, armis de secciones intermedias integrado en la caja, y manecillas e índices de bastón, pero muy “Rolex Style” esta vez animado por la que, según muchos expertos, es la mejor máquina de cuarzo de todos los tiempos, el calibre 5035.

    Un Rolex totalmente atípico, ya que además de ser el primer cuarzo de Rolex, y el primer reloj de la casa ginebrina en montar un cristal de zafiro, se saltaba a la torera toda la tradición estética de sus hermanos de línea, los Oyster Perpetual.




    1979. El joyero de la relojería ve futuro en la idea

    Piaget está considerado como el joyero de los relojeros desde siempre. Si alguien tenía derecho a crear un reloj de lujo deportivo, sin duda eran ellos. El Piaget Polo fue presentado en el salón de Basilea de 1979, con un diseño claramente inspirado en el Royal Oak, y que dejaba entrever todo el histrionismo de la década que estaba a punto de empezar. Se convirtió de inmediato en un símbolo de estatus entre las clases adineradas, y a principios de los 80, quien no lucía un Polo en su muñeca no era nadie.




    1993. Audemars Piguet la vuelve a liar

    El salón de Basilea de 1993 volvió a clamar al cielo con la presentación de un nuevo modelo de AP, el Royal Oak Offshore, evolución ultradeportiva del Royal Oak. Una vez más, el tópico de “Demasiado grande, demasiado caro, demasiado ostentoso” resonó por los pasillos, y una vez más sus detractores se equvocaron, y AP volvió a triunfar con un modelo que no debería haberlo hecho.




    1996. Otra gran manufactura se sube al carro

    Audemars Piguet y Patek Philipe habían triunfado con sus modelos deportivos, pero Vacheron Constantin, la otra gran manufactura suiza parecía dormida. Tal vez demasiado rompedores, estos relojes no encajaban con su filosofía. Sin embargo, a principios de los 90 algo debió cambiar. Una vez más Gerald Genta sería el encargado de llevar a cabo el milagro. Y una vez más las líneas maestras se repiten.

    Presentada en Basilea 96, la colección Overseas rompe con todo lo establecido por Vacheron en su historia.




    Y esta es la historia del Royal Oak y sus sucesores. Espero que os haya gustado y que no os hayáis aburrido mucho con el ladrillazo
    A esenciales jefe.

  5. #35
    davozs Invitado

    Predeterminado

    Muy bueno el post que debería ir a cierto sitio.

    P.D.: Me siguen sin gustar, a pesar de tus alardes de sabio conocimiento

  6. #36
    Avatar de Picón
    Picón está desconectado SuperForer@
    Fecha de ingreso
    13-ene-2006
    Ubicación
    Hispalis
    Mensajes
    3,715

    Predeterminado

    Gracias por la historia, aunque ya la conocia, es bonito recordar estas cosas.

    Me parece un reloj fantastico, creo q el unico problema es q son 39mm y para mi se me antoja un pelin pequeño, sino ya tendria uno en mi coleccion.

    Saludos.
    Te quiero !!!!! Mi niña de siempre.

  7. #37
    luis Invitado

    Predeterminado

    Gracias por el "ladrillo", Javier. Todos los días se aprende algo. Hala, a esenciales ya mismo. Un abrazo.

  8. #38
    oskola está en línea Legión de Honor Forera
    Fecha de ingreso
    17-oct-2005
    Ubicación
    Urdaibai
    Mensajes
    8,454

    Predeterminado

    Muy buena historia, gracias por tu tiempo.

  9. #39
    Avatar de Santiago
    Santiago está en línea Antiguos Moderadores
    Fecha de ingreso
    17-oct-2005
    Ubicación
    Madrid
    Mensajes
    2,534

    Predeterminado

    Genial, me ha encantando. Y sigo prefiriendo el RO a los demas.
    Última edición por Santiago; 09-may-2007 a las 18:09
    “Democracy is a device that ensures we shall be governed no better than we deserve”
    Torreznos & Friday's Mail Club

  10. #40
    Fecha de ingreso
    16-dic-2005
    Ubicación
    Casi siempre en Barcelona
    Mensajes
    5,079

    Predeterminado

    "Jugar a los parecidos razonables es algo que incluso puedes hacer en un museo de pintura"; siempre encuentras parecidos razonables entre esas figuras y personas que conoces, con siglos y miles de Km entre unos y otros (Marcel Proust jugaba y demostraba este tema).

    Los parecidos o similitudes y las influencias de estilo en pintura, arquitectura o en diseño industrial (unas vienen mucho de la otras) tienen una decodificación científica formal, que es bastante más compleja de establecer de lo que parece, y siempre sometida a críticas y posturas encontradas:

    Influencias o similitudes de Autor (espécificas e identificables "sello del autor")

    Coincidencias denominadas "casuales o de moda": (ejem años 70, sus diseñadores punteros y los estilos que definidos innovadores de esa época) Ejem: jaquet droz y sus "relojes televisor", vease "nautilus", seiko...etc)

    Factores de innovación inconfundibles que se incorporan a un estilo o a una época (RO y su diseño "escotilla de barco").

    Por supuesto es algo que daría para un libro, pero es algo como discutir si los cuadros de Juan Gris o los de Braque y el cubismo, cual fué primero......sus aportaciones personales y de estilo etc, etc. Se requiere un critica y un estudio muy formal, profundo y estructurado para establecer conclusiones válidas, y además debemos tener en cuenta: materiales, texturas, métodos constructivos, e ideas subyacentes en el producto (RO=RN).

    Un ejempo es el asunto "tamaño de los relojes", el RO tiene un tamaño superior a lo que su época se estilaba, pero es que en su época los relojes "de lujo" no eran "deportivos" (excepto Rolex), y por lo tanto eran (y algunos siguen siendo) "relojes pequeños", así AP construía relojes de vestir, de un tamaño adecuado al uso, y su RO es del tamaño que es por qué es un deportivo en su concepción, hacerlo del tamaño de un reloj de vestir, el diseñador consideró que no era adecuado. Además tienes la prueba del 9, que es la tendencia, esta es infalible, los relojes "empiezan a subir de tamaño"; los deportivos y ahora todos, a partir de la irrupción de una marca concreta (PANERAI), la cual tiene como aportación, el haber generado un estilo de relojes de gran tamaño en el ámbito de la alta/media gama. Los relojes NO suben de tamaño cuando sale el RO.
    Esferas e indices, en los setenta las que usa RO son usadas antes por otros y simultaneamente por varios, es una época dada a esa estética en un ámbito que rebasa el reloj de pulsera.
    En suma, un diseño fabuloso (RO), que es, seguramente la primera apuesta de una marca de las que entonces (y sigue) se denominaban "la santísima trinidad relojera" en el mundo del reloj sport, que empezaba a comerse del todo una marca llamada Rolex, (bloques de acero tallados, sumergibilidad, etc)
    Con un diseñador que pasará a la historia como uno de los mejores, y que además, creó y logro la simbiosis perfecta entre el producto y la idea (RO=RN=Reloj de las élites que estaban en el mundo de la nautica), como otros consiguieron otras (Omega speedy=Conquista de la luna), cosa esta mucho más interesante o complementaria a las aportaciones de estilo, dicho sea de paso (es el reloj, RO, o casi era, de las casas reales de europa).

    ¿Copiado o que ha influido en muchos otros?, si, y el también está influido a su vez, pero hay muchas cosas en el simultaneas en otros y propias de los años 70.

    Que conste que no es una discrepancia total con lo que afirmas, que además es muy interesante por el tema, pero, en mi opinión, no es tanta su influencia como la que le atribuyes, aunque es.

    Saludos

Página 4 de 6 PrimerPrimer 123456 ÚltimoÚltimo